• Tras la pista del Van Gogh desaparecido más famoso

    Juan Javier Andrés

    Matilde Asensi es sinónimo de buen entretenimiento, mucha documentación, historias bien trenzadas, intriga y aventura, sobre todo, aventura. Muchos ingredientes que, perfectamente combinados con esa pluma certera y ágil, han dado como resultado obras tan sorprendentes como entretenidas. El último catón, Iacobus o Todo bajo el cielo son, en cualquier momento, elecciones perfectas para pasar un buen rato de lectura, ameno, intrigante. La novela que nos ocupa hoy, Sakura, también se une a esta lista. Hasta la fecha (fue publicada en marzo de 2019) es la última obra de la escritora alicantina, que fue también periodista e incluso administrativa en el Servicio de Salud de la Comunidad Valenciana. Sakura adentra al lector en una trepidante aventura en busca de El retrato del Dr. Gachet, un formidable cuadro que pintó Vincent Van Gogh y que tras subastarse en 1990 desapareció por arte de magia hasta nuestros días. Todo un enigma que Asensi novela en una espléndida e intrigante trama.

    Van Gogh Sakura Asensi

    Sakura no sólo es el título de la novela. También es el término japonés con el que se denomina a los cerezos en flor, una de las postales de Japón más típicas. ¿Qué tiene que ver el país del Sol Naciente con los impresionistas, el propio Van Gogh y el misterioso cuadro desaparecido? Mucho. Por de pronto sólo vamos a dar una pista. En 1990 un millonario japonés, Ryoei Saito, un industrial papelero, adquirió el famoso lienzo en una subasta de Christie’s por la cifra récord de 82,5 millones de dólares. Enfadado con el gobierno nipón por los impuestos que tuvo que pagar (24 millones de dólares), Saito preparó una misteriosa venganza. El cuadro desaparecería cuando él muriese, lo que ocurrió en 1996, víctima de un fulminante ataque al corazón. Desde entonces nada se sabe de El retrato del Dr. Gachet, por cierto el médico retratado trataba su «enfermedad de melancolía» en Auvers-sur-Oise, un pequeño pueblecito al norte de París.

    Sakura nos adentra en el mundo Van Gogh

    Como decenas de detectives en todo el mundo, la autora se lanza en Sakura a la trepidante e imaginaria búsqueda de este Van Gogh, una ardua tarea para la que contará con un quinteto muy variopinto. Una enfermera (Odette), un galerista (Hubert), un artista cubano (Oliver), una pintora y galerista online (Gabriella) y un manitas (John) tendrán que sortear pruebas, resolver misterios y descifrar enigmas. ¿Quién sabe? ¿a lo mejor desentrañan uno de los enigmas más complejos del mundo de la pintura?

    La trama, bien narrada, sirve también de trampolín para conocer más al genial pintor holandés, aunque en muchos casos sea para poner a contraluz sus defectos humanos y sus virtudes pictóricas. «En fin, un Van Gogh puro, con unos colores deslumbrantes (en referencia al cuadro desaparecido). Vincent había sido, sin duda, el mejor colorista de todos los tiempos», escribe Asensi.

    Van Gogh Sakura

    Citas destacadas:

    «Vamos a enfrentarnos a la venganza de un hombre muerto. Para eso habéis sido contratados. Cada uno de vosotros posee una habilidad especial que le hace imprescindible»

    Van Gogh Sakura

    «El impresionismo está profundamente influenciado por el arte del grabado japonés conocido como ukiyo-e, que hacía furor a mediados del siglo XIX por toda Europa con láminas y xilografías abundantes y baratas. Van Gogh fue el que más dibujos japoneses copió»


    • Título: Sakura.
    • Autor: Matilde Asensi.
    • Género: ficción histórica.
    • Año de publicación: 2019.
    • Páginas: 416.
    • Comentario: novela muy entretenida.

    ➡️ Puede consultar más libros en la sección ‘Biblioterapia’

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *