• Tregua de las gramíneas para los alérgicos

    El nivel de polen en el aire se puede consultar en www.polenes.com, donde no figura Albacete por una avería en el medidor.

    La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha ayudado a predecir una primavera suave para los alérgicos. Sus datos, unidos al análisis del otoño y el invierno y a las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), dan pie a los expertos para asegurar que las gramíneas, que generan los pólenes más temidos, darán cierta tregua a los alérgicos este año, aunque su ataque se adelantará a los primeros días de abril.

    Cabe recordar que las enfermedades alérgicas en España afectan a un 30% de la población, a 16 millones de personas. Entre los alérgicos, aproximadamente la mitad lo son a pólenes de plantas, y de éstos, la mayoría a gramíneas. “Este año los seis millones de alérgicos al polen de gramíneas se enfrentarán a una primavera menos intensa que la de 2016, a excepción de Extremadura”, según ha advertido en un comunicado el doctor Ángel Moral, presidente del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

    “En nuestro país las especies que más síntomas producen en orden decreciente son: gramíneas, olivo, ciprés, salsola, plátano de sombra y parietaria. En determinadas zonas geográficas pueden ser importantes otros pólenes, como la palmera en Elche o el abedul en Galicia”.

    Existe una relación directa entre las precipitaciones del otoño e invierno y los recuentos de pólenes de gramíneas durante la primavera. Así, explica el doctor Moral “esta primavera la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) indica que probablemente las temperaturas alcanzarán valores superiores a los normales y que las precipitaciones serán inferiores que otros años. Esto podría adelantar a mediados de abril el inicio de la polinización de las gramíneas”.

    La recopilación de estos datos, junto con otros factores climatológicos como la temperatura y la humedad, ha permitido que la SEAIC establezca el nivel de intensidad de esta primavera, en diferentes zonas geográficas, en colaboración con el Grupo de Diseño Óptimo de Experimentos de la Universidad de Castilla La Mancha.

    Cinco zonas diferenciadas
    “En general, las previsiones apuntan a una primavera muy leve en Canarias, leve en el litoral mediterráneo y zona septentrional, moderada en la zona centro y Andalucía, e intensa en Extremadura”, detalla el doctor Moral.

    “Las elevadas previsiones sobre pólenes de gramíneas del año pasado se cumplieron y en ciudades como Badajoz con 19.300 granos/m3 y Toledo con 9.700 granos/m3 tuvieron la primavera más intensa desde que se disponen datos en los últimos 20 años”, subraya el especialista.

    La patología alérgica dificulta en muchos aspectos la vida diaria de los pacientes, a la vez que lleva consigo un alto coste socioeconómico. Tal y como afirma el doctor Joaquín Sastre, presidente de la SEAIC, “las enfermedades alérgicas precisan de un manejo integral, no sólo desde el punto de vista terapéutico, sino también orientando al paciente, sobre cómo convivir mejor con su enfermedad”.

    La inmunoterapia o vacunación antialérgica debe considerarse siempre como una herramienta terapéutica de primer orden en el manejo de los pacientes alérgicos. “La inmunoterapia proporciona una disminución significativa de los costes totales en salud inducidos por la enfermedad alérgica respiratoria, reduciendo tanto los gastos indirectos (pérdida de productividad laboral y calidad de vida del paciente) como los gastos directos (costes por actos médicos y gasto en fármacos para el control de síntomas)”, apunta el doctor Sastre.

    Los datos más relevantes son los referidos a estos costes directos: la inmunoterapia disminuye un 40% los gastos en servicios médicos y un 30% el referido a uso de fármacos de alivio sintomático. “Es el único tratamiento que puede modificar la evolución natural de la patología alérgica. Por lo tanto, a la hora de abordar el tratamiento integral del paciente alérgico hay que valorar todos los costes asociados”, insiste el
    presidente.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo