Tres meses después del histórico trasplante de donante vivo

Hasta el mes de junio, Carmen Panadero tenía un hijo sano que acababa de terminar el instituto y se preparaba para dar el salto a la Universidad. De la noche a la mañana, una visita a Urgencias por un dolor de cabeza convertía al joven en un enfermo renal cuyos riñones no funcionaban. Hoy, tres meses después de que su madre le donara un riñón, ambos llevan una vida totalmente normal. Se han convertido en un hito para la historia sanitaria de Castilla-La Mancha, ya que son el primer trasplante renal de donante vivo. La II Jornada de Humanización de Albacete ha dado la voz a madres coraje como Carmen Panadero.

Aquella visita a Urgencias salvó la vida del joven, pero también la cambió. De junio a septiembre, en tres meses, esta madre vio que era compatible con su hijo para darle un riñón y que, de lo contrario, pasaría meses e incluso años esperando y deteriorándose, porque encontrar un donante cadáver compatible y de menos de 40 años no era una tarea sencilla.

CLINICA BAVIERA

Carmen ha contado cómo su caso fue “una cuestión de confianza”. Y es que convertirse en los primeros siempre da vértigo, máxime en una intervención así. No obstante, el Hospital General Universitario de Albacete llegaba a este reto con los deberes hechos y con sobrada experiencia, ya que en 1991 se había llevado a cabo en este centro la primera extracción multiorgánica y en 2003, se realizaron con éxito los dos primeros trasplantes renales de donante cadáver de Castilla-La Mancha. 2017 se convertía en el año del primer trasplante de donante vivo para Castilla-La Mancha, pero con una experiencia de más de 400 trasplantes renales en el haber de Albacete.

La novedad estaba en la extracción del riñón sano con una mínima incisión, por laparoscopia, y ahí Albacete tampoco se la jugó, ya que contó con el apoyo de los doctores Antonio Prieto y Pedro López, del hospital murciano Virgen de la Arrixaca.

Fueron fundamentales los servicios de Nefrología y Urología, este último con el doctor Julio Virseda a la cabeza, el artífice de los dos primeros trasplantes de 2003, pero este éxito, que se perfila cada día que pasa, es de todo el centro sanitario, ya que han contribuido más de quince especialidades y decenas de profesionales de un sinfín de titulaciones, desde médicos, psicólogos, farmacia, enfermería o celadores hasta administrativos, abogados o el juez decano Pedro Benito, que agilizó todos los trámites legales.

Para Carmen Panadero, el trato humano de todo el personal sanitario a lo largo de este tiempo “ha sido de once”, especialmente por parte del equipo de Nefrología, que fue el que coordinó todo el proceso, sus especialistas fueron quienes tuvieron que explicar a una madre de 50 años y a su único hijo de 18 que la única solución  a su caso era un trasplante de riñón.

Han pasado tres meses desde que el 18 de septiembre se llevara a cabo la intervención. Carmen ha contado hoy, ante más de 150 personas, en la II Jornada de Humanización, su experiencia. Su hijo no ha podido acompañarla porque estaba en la Universidad.

Foto de familia del equipo que intervino en los quirófanos.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

Suscribete a nuestro newsletter

Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

Te has suscrito satisfactoriamente!