• Cuidado con el turrón «sin azúcar»

    El paciente con diabetes no debe evitar únicamente el azúcar, también tiene que huir de los hidratos de carbono, de ahí que el turrón «sin azúcar» no solo no suponga la panacea sino que tiene más grasa y es más calórico que el normal. Así lo advierten tanto la organización de consumidores OCU como la Fundación para la Diabetes.

    El turrón sin azúcar puede resultar igual de calórico que el normal

    Tiene hidratos de carbono, también perjudiciales para la diabetes

    Y es que hay que partir de la base de que el turrón es un alimento poco equilibrado, aunque se trate de una tradición navideña. Con azúcar o sin ella, el turrón es muy calórico. Así, con diabetes o sin ella, hay consumidores que se inclinan por el turrón sin azúcar con la esperanza de reducir la ingesta de este nutriente y de las calorías, que suelen aumentar en estas fechas. No saben que el turrón sin azúcar puede resultar igual de calórico.

    Sin embargo, la Organización de Consumidores y Usuarios ha comparado la composición nutricional de los turrones sin azúcar con sus equivalentes tradicionales y estos son los resultados: 

    • Igual o más grasa. Los turrones sin azúcar tienen una media de un 4,5% más de grasa.
    • Hasta un 91% menos de azúcar.
    • Solo un 11% menos de calorías de media: ya que para sustituir al azúcar se añaden ingredientes que también aportan energía. 

    Por eso, OCU recuerda que, si lo que se busca reducir el consumo de azúcar, este turrón es una opción. Sin embargo, si se elige por evitar las calorías, el resultado será prácticamente el mismo que con el tradicional. Por eso, en este caso, OCU recomienda elegir el que más guste, con o sin azúcar.  

    Mejor de Alicante o Jijona

    La Organización de Consumidores recuerda que los productos con Denominación de Origen Protegida (DOP) o Indicación Geográfica Protegida (IGP) como el Turrón de Alicante o el de Jijona están muy vigilados, ya que la receta exacta y sus características vienen fijadas por sus consejos reguladores. La legislación también restringe los ingredientes empleados en la elaboración del turrón duro y blando, pero para los turrones diversos no hay unas especificaciones tan concretas.

    Asimismo, la Fundación para la Diabetes que los turrones «aptos para diabetes», en los que sustituyen la sacarosa por fructosa, hay una carga importante de hidratos de carbono que se debe tener en cuenta.

    500 calorías por 100 gramos

    Además, el valor nutricional del turrón es alto, con una media superior a la 500 calorías por 100 gramos, sin diferencia entre los turrones tradicionales y los aptos para personas con diabetes.

    El contenido en hidratos de carbono también es elevado, con una media entre 40 y 50 gramos por 100 de turrón, y como en el caso de las calorías sin diferencia significativa entre ambos grupo de turrones.

    ¿Saben los diabéticos qué puede comer?

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *