• Un claro ejemplo de mala gestión sanitaria

    El Autor

    Miguel Fernando Gómez Bermejo

    Presidente del Colegio de Médicos

    Desde hace más de dos décadas, la gestión sanitaria en la provincia de Albacete ha dejado mucho que desear. Nos ha llevado a una situación actual irreversible y de muy difícil solución.

    Ejemplo de mala gestión sanitaria

    Cuando se inauguró en el primer trimestre del noventa el hospital de Hellín, se hizo por medidas políticas, a prisa y corriendo, cometiendo el mismo error que con los hospitales de Almansa y Villarrobledo, que se inauguraron con falta de médicos y con servicios deficitarios que todavía lo están después de tanto tiempo, prestando un mal servicio asistencial y castigando a sus profesionales de la medicina a estar allí, sin posibilidades de traslado, que se lo digan a los compañeros de Hellín, que aún esperan un traslado de su especialidad y a los compañeros que, por resolución judicial, han podido venir al CHUA a través de AFESALBA.

    El Hospital de Los Llanos tendría que haber acogido Geriatría, Paliativos, Psiquiatría y Medicina Interna, y el Perpetuo Socorro se habría quedado como hospital quirúrgico

    A mediados de los noventa, el Hospital Virgen de los Llanos, antiguo antituberculoso, es remozado o renovado por una cantidad aproximada de 230 millones de pesetas, para ser cerrado cuatro años después trasladando a todo su personal y servicios al hospital Virgen del Perpetuo Socorro, antigua Residencia, cerrado y ya no reutilizado para nada, muestra de la buena gestión de nuestros políticos de entonces.

    De no haberse utilizado por los servicios de Geriatría, Paliativos, Psiquiatría y Medicina Interna, el hospital Virgen del Perpetuo Socorro hubiera quedado como un hospital quirúrgico de 250 camas, que solucionarían el problema de camas que ahora sufre el CHUA y sobre todo los ciudadanos, que esperan más de dos años para ser intervenidos de traumatología, cirugía general, neurocirugía, etc., etc., etc.

    Almansa y Villarrobledo se construyeron con las mismas prisas electoralistas que Hellín

    Años después se vuelve a cometer el mismo error, construyendo los hospitales de Almansa y Villarrobledo, e inaugurados a prisa y corriendo, con falta de médicos, por medidas electoralistas, tanto que ocasiona una huelga médica, que acaban ganando los médicos.

    El planteamiento que nos hicimos por entonces y nos hacemos ahora es que era más prioritario, visto lo visto, haber hecho un nuevo hospital en Albacete capital con el dinero invertido en los hospitales comarcales.

    Tres pacientes por habitación es algo indigno e inhumano

    Ahora el Hospital General está en una situación irreversible, con tres pacientes por habitación, algo indigno e inhumano, donde la intimidad y confidencialidad del paciente no existen, donde se obliga a los profesionales de la medicina a trabajar en condiciones no deseadas y donde las listas de espera superan los dos años y medio.

    Hay que esperar más de dos meses para ser intervenido de un proceso oncológico digestivo

    Más de una semana de ingreso para ser intervenido de una fractura de cadera, más de dos meses para ser intervenido de un proceso oncológico digestivo y más de un año para ser intervenido de cataratas, un panorama muy alentador.

    Al final, ¿qué han solucionado los hospitales comarcales con plantas cerradas?, cuando en Albacete capital no tenemos ni una sola cama, con servicios todavía carentes de personal, radiología, pediatría, otorrinolaringología, urgencias, etc., etc., etc. y donde nadie quiere ir, porque sabes qué puede pasar, como cuando te das de alta en una compañía telefónica, que llegas muy bien y luego tardas años en poder salir.

    Nuestros hermanos pobres

    Qué podemos decir de nuestros hermanos pobres de Atención Primaria, que empezaron siendo los ricos, cuando los ambulatorios pasaron a ser llamados Centros de Salud, de aspecto faraónico, con veintitantos cuartos de baño, Chinchilla, El Bonillo, Alcaraz y otros desde hace quince años en barracones, Hellín, Elche de la Sierra, o como ocurre en Albacete capital, unos tan grandes y tan vacíos y otros grises y lúgubres, no voy a dar números ni nombre, porque todos sabemos de qué hablo.

    La falta de médicos y sobrecarga de trabajo nos lleva a tener lista de espera en primaria

    Médicos con cupos por encima de las 2.000 cartillas, con la sobrecarga de trabajo por la ausencia o enfermedad del compañero y con el futuro muy negro por las cercanas jubilaciones de primaria no previstas.

    La falta de médicos y sobrecarga de trabajo nos lleva a tener lista de espera en primaria, ocasionando masificaciones diarias en los servicios de urgencias PAC, que por no disponer de medios diagnósticos, radiología, ni laboratorio, llevan al paciente a bloquear las urgencias del Hospital General.

    La situación de Urgencias, con una media de 500 pacientes al día, es algo insostenible, donde la intimidad en la sala de preobservación deja mucho que desear, ahora que se habla tanto del Plan Dignifica, espero que alguien me lo explique.

    ¿Dónde está la intimidad?

    Cuando por derecho a la intimidad, no se puede llamar al paciente por su nombre, para que pase a una consulta y hay que hacerlo a través de una pantalla de televisión, a ese mismo paciente se le ingresa en una habitación con tres camas, se le pasea en su cama, por todo el hospital por pasillos y ascensores, donde es visto por pacientes y acompañantes de toda la casa y donde la intimidad y confidencialidad no importa, algo puramente vergonzoso.

    Los esclavos PEAC

    Por último que decir de los esclavos de fin de semana, los llamados PEAC, personal médico no propietario, que no tiene el mismo salario, ni los mismo derechos que el resto de los compañeros de primaria o de una urgencias hospitalarias.Me encantaría que alguien me explique el motivo por el que su situación es ésta y que ellos decidan de una vez si quieren continuar así toda la vida o desean ser como el resto de sus compañeros de primaria, creo que ya es hora de que se definan, ¿a qué esperan?

    ¿Una ampliación o un hospital nuevo?

    Por último, hago una reflexión, ¿es preferible desarrollar el Plan Director o Plan Funcional, con unas obras que durarán mínimo cuatro años y cuyo coste es de 104 millones de euros, afectando a vecinos, pacientes y trabajadores del Hospital General para conseguir 15 quirófanos más y 200 camas más, o es preferible hacer un nuevo hospital, reutilizando también el que tenemos y no cometiendo el error del Hospital Virgen de los Llanos?

    Hacer un nuevo hospital en un máximo de dos años es posible trabajando a turnos, de mañana, tarde y noche, todos los días de la semana incluidos sábados y domingos, y en un lugar donde no se moleste a nadie, así se hizo El Corte Inglés de Murcia, en año y medio.

    Porque mientras tanto, durante estos cuatro años, qué hacemos con los tres pacientes por habitación, qué hacemos con un hospital colapsado con falta de camas, unas urgencias bloqueadas y con unas listas de espera de más de dos años y medio. Ahí dejo la pregunta.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!