• Una plaga acrecienta el miedo a avispas y mosquitos

    Una primavera inusualmente húmeda y un verano que ha traído el calor de golpe han tenido como consecuencia la mayor plaga de avispas y mosquitos del último lustro. Así lo confirman las empresas de control de plagas, pero también desde las consultas de Atención Primaria y Pediatría. Las muertes registradas en Galicia han disparado el temor a algo tan común en verano como son las picaduras de insecto. Los facultativos hacen un llamamiento a la tranquilidad. Recomiendan utilizar repelentes y aplicar hielo en la zona. Se aconseja acudir a Urgencias, en el caso de avispas y abejas, si la reacción va más allá de la zona de la picadura. 

    picaduraY es que la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica recuerda que, por muy llamativa que pueda resultar la picadura de mosquito, no es alarmante. Estas reacciones son molestas y a veces espectaculares, pero no son peligrosas para la vida. Se usa el mismo tratamiento para los que tienen alergia que para los que no.

    Se recomienda usar insecticidas en casa, y algún repelente en la piel para el exterior. Si le pica la zona en exceso, se usa alguna crema de tipo corticoide o algún antihistamínico. Si la picadura se llega a infectar, necesitará algún antibiótico, por lo que el niño debería visitar a su pediatra.

    CLINICA BAVIERA

    La picadura de mosquito no es peligrosa en ningún caso

    El hecho de tener reacciones intensas con picaduras de mosquito no supone ningún riesgo de reacciones a picaduras de abeja o avispa, puesto que el veneno de estos insectos no tiene relación con el de mosquito. Habitualmente uno no se da cuenta en el momento que le pica un mosquito, sino al cabo de varias horas, no como en las picaduras de abeja o avispa, que sí que son dolorosas y uno es consciente en el momento.

    Asimimsmo, la sociedad recuerda que en el caso de picaduras de pulga, arañitas y otro tipo de insectos las normas son igual que para los mosquitos, aunque con estos otros insectos no hay ni siquiera pruebas de alergia.

    picadura

    El ataque de abejas o avispas puede generar reacciones muy grandes, pero sólo son preocupantes si van más allá de la zona de la picadura

    Cuando alguien sufre una picadura de abeja o avispa, se producen reacciones de inflamación en la zona de la picadura, reacciones que en Medicina llaman reacciones locales. Estas reacciones de enrojecimiento, hinchazón y dolor son, tal y como recuerda la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica,  normales. Pueden ser muy grandes, y extenderse varios centímetros alrededor de la picadura. El que las reacciones sean más o menos grandes depende sobre todo de la constitución individual de cada persona. A pesar de lo molestas y dolorosas que pueden ser, no son peligrosas para la vida.

    Pero algunas personas pueden presentar reacciones a distancia del punto de picadura, reacciones que se conocen como reacciones sistémicas. No es normal que a alguien le piquen en el brazo y se le inflamen los ojos o le aparezca urticaria (habones, ronchas) por el cuerpo, o que a alguien le pique una avispa en la pierna y le aparezca dificultad para respirar. Es en este caso cuando se debe acudir a Urgencias de inmediato.

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscribete a nuestro newsletter

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!