Una vez más, pseudociencia en la UP

El Autor

Alberto Nájera López

Profesor de Radiología y Medicina Física en la Facultad de Medicina de Albacete

Pues sí, la Universidad Popular de Albacete (UP) la ha vuelto a liar demostrando un profundo desprecio hacia los profesionales de la Salud, hacia los profesores de nuestra Facultad de Medicina y, sobre todo, hacia nuestros alumnos de Medicina que tanto tendrán que sacrificarse y esforzarse para poder llegar a ser médicos.

Hace poco más de un año, en diciembre de 2016, varios profesores de la Universidad de Castilla-La Mancha, la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (ARP-SAPC), el Círculo Escéptico o la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP), dimos la voz de alarma ante una charla sobre una pseudoterapia sin base científica, las Flores de Bach. Entonces enviamos un escrito a la dirección de la Institución, sin recibir respuesta, en el que nos sorprendíamos de que la UP diera cobertura, dedicando tiempo y dinero público, a la promoción de pseudoterapias. En particular las Flores de Bach, como otras muchas pseudoterapias, no son una alternativa, son un riesgo o, incluso, una estafa. Un centro público, financiado con fondos públicos, no debería dar cabida a este tipo de charlas anticientíficas que ponen en riesgo la salud de la gente. No se trata de dar cabida a diferentes visiones u opiniones, sobre todo cuando se habla de cuestiones serias como la Salud sino, entendíamos, deberían centrarse en promover la Salud, lo que no se consigue permitiendo el acceso a charlatanes y sí, exigiendo un mínimo de calidad y rigor científico.

CLINICA BAVIERA

Pues bien, el jueves 11 de enero de 2018, bajo el amparo de la UP, en la Casa de la Cultura José Saramago, tendrá lugar la charla “Los estados de la consciencia y la neurotecnología Hemi-Sync” impartida por el “Facilitador Outreach del Instituto Monroe® (EEUU)”, D. Enrique Ramos Corbacho. Son numerosas las páginas web y vídeos en YouTube donde se explica qué es esto de Hemi-Sync®. Incluso en este vídeo, el propio Enrique Ramos explica las bondades y efectos de esta “tecnología”. En esta otra larga charla en el canal Mindalia TV, famoso canal de YouTube que da cobertura a toda clase de charlatanería pseudocientífica, dice cosas como que estimular un oído con un tono de 100 Hz y el otro con otro tono de 104 Hz, genera una onda ”resta” interna en el cerebro de 4 Hz que nos dejaría dormidos, también que los niños ven amigos invisibles porque su sistema de consciencia está bien y que en los adultos está oxidado, o que estas estimulaciones permiten conectar con otras energías (esto siempre es muy recurrido), entre otras curiosidades sin base científica…

En la página de perfil del propio Instituto Monroe, Enrique Ramos es presentado como Ingeniero de Telecomunicaciones. En su perfil de LinkedIn indica que realizó la especialidad de Electrónica y Equipos en la Politécnica de Madrid en el año 2000 y que, después, trabajó para Xerox, Gas Natural Fenosa, Unfinet Telecom y, desde 2008, es “facilitador outreach” (si alguien sabe qué es eso que me lo explique) del Instituto, donde también dicen que “se ha graduado en muchos de los talleres residenciales del Instituto” (imagino que con el consiguiente reconocimiento del Ministerio de Educación). El Instituto Monroe, cuyo lema es “soy más que mi cuerpo físico”, fue fundado en 1978 por Robert Allan Monroe, un ejecutivo publicitario, quien en 1971 publicó el libro “los viajes fuera del cuerpo” basado en sus experiencias personales. En 1975 registró diversas patentes sobre técnicas y audios con los que “inducir estados de consciencia alterados”, así nace Hemi-Sync® explotado actualmente por el Instituto, sin ánimo de lucro.

Así, el ponente, que no tendría formación en Neurociencias o Audiología, parece ser el representante de la marca en España, Sinc Spain, en cuya web se pueden leer cosas como que los sonidos generados por Hemi-Sync “han mostrado efectividad para acceder a estados alterados de consciencia, informes de experiencias cumbres, un posible efecto antinociceptivo durante la anestesia y el tratamiento de la ansiedad. Hemi-Sync® también ha resultado efectivo en el enriquecimiento del aprendizaje, mejora de la memoria, incremento de la intuición, mejora en la fiabilidad de la visión remota, telepatía y experiencia fuera del cuerpo”. Todo ello aderezado con coletillas bien conocidas en la pseudociencia como “bien estudiadas”, “creciente evidencia”, “evidencia científica”, “más y más científicos”, etc. También se destaca que Enrique Ramos, desde hace 20 años, experimenta viajes astrales y que ha aprendido, mediante prueba y error, a controlar esos viajes extracorpóreos.

Se da la casualidad de que realicé el doctorado en la Universidad de Salamanca, en el programa de Neurociencias, en particular, desarrollé mi tesis doctoral en el campo de la Audiología, por lo que a medida que leía toda clase de barbaridades pseudocientíficas, no podía más que enfadarme e indignarme. Si bien los sonidos y la música pueden inducir ciertas sensaciones, relajación, sugestión, etc., hablar de viajes astrales, viajes fuera del cuerpo, telepatía o intuición es, cuanto menos, ridículo. Y la evidencia científica disponible no avala en ningún caso sus afirmaciones. En la base de referencia Web of Science (JCR) sólo he encontrado 3 artículos que evalúan el Hemi-Sync: En 2 de ellos (de 1999 y 2004) se realizan pruebas sobre el efecto de la anestesia y la exposición a cintas con sonidos binaurales. El primero recibió un comment en 2000 cuestionando la metodología y los resultados, sin recibir respuesta. El de 2004 planteaba una metodología muy cuestionable llegando a conclusiones que no se recogían en el diseño del estudio. El tercer trabajo, muy anterior, de 1994, con una muestra extremadamente pequeña, pretende describir estados de consciencia alterados inducidos por el Hemi-Sync sin que la evidencia aportada permita concluir nada serio. Estudios posteriores que evalúan posibles efectos de sonidos y música en los procesos de sedación, no exclusivamente producidos con Hemi-Sync, no son concluyentes, por lo que hablar de “sólida evidencia científica” no es adecuado. Uno de esos estudios (Kang et al. 2009) concluía que reducir el ruido en la sala de operaciones era más efectivo que poner música… En cualquier caso, los resultados descritos en esos 3 trabajos, no han sido reproducidos y, por si alguien no se ha dado cuenta, estamos en 2018.

Por tanto, una vez más, estamos ante una charla sin base científica sólida, más bien lo contrario, que organiza o acoge la Universidad Popular en la que, con una alta probabilidad, se recurrirá a argumentos pseudocientíficos para intentar demostrar las bondades de un dispositivo, en este caso CDs de música, que no han demostrado su eficacia de forma objetiva y controlada. No se deberían facilitar espacios públicos para publicitar pseudoterapias de este tipo pues constituye un insulto a los verdaderos profesionales de la Salud y un riesgo por las falsas creencias que puede inducir. La Universidad Popular realiza una labor encomiable fomentando la Cultura y  la Educación en Albacete, pero debería contar con un mínimo consejo asesor que filtrase este tipo de propuestas pseudocientíficas, que, como indica Fernando Frías en este tuit, no haría falta que fueran científicos, bastaría con que fueran sensatos.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

Suscribete a nuestro newsletter

Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

Te has suscrito satisfactoriamente!