• promoción nuevo mini
  • Los inmunólogos piden priorizar la vacuna en niños enfermos

    Menores con inmunodeficiencias, asma grave, en tratamientos inmunosupresor u oncológico deberían ser prioritarios en la vacunación COVID infantil

    Los inmunólogos aconsejan priorizar, dentro de la vacuna COVID infantil, a los niños con asma. Aquellos «con patologías, como inmunodeficiencias, asma grave, en tratamientos inmunosupresor u oncológico, son un grupo de especial riesgo para el desarrollo de COVID-19 grave. Consideramos que este grupo de niños más vulnerables debería priorizarse para recibir la vacuna, así como lo recomienda el Centro europeo para la prevención y control de enfermedad». Así lo aconseja la Sociedad Española de Inmunología en un contexto en el que la vacunación de 5 a 11 años ha comenzado por el grupo de 11 a 9 años.

    vacuna niños inmunólogos
    Colas a primera hora de la mañana para vacunarse en el punto móvil de Albacete, en el Colegio Ana Soto.

    La vacuna protege a más del 90% de la infección sintomática por SARS-CoV-2

    El pasado 25 de noviembre la Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorizó el uso de la vacuna de Pfizer para niños de 5 a 11 años. También dio luz verde la Comisión de Salud Pública en España el 7 de diciembre.

    Esta vacuna infantil contiene RNA mensajero, pero la dosis empleada es un tercio (10 mgr) de la que se emplea en niños mayores de 12 años y adultos (30 mgr). La pauta de vacunación son dos dosis con un intervalo de 8 semanas.

    La Sociedad Española de Inmunología puntualiza sobre la vacunación infantil:

    • La vacuna de RNA mensajero ha mostrado ser segura y eficaz; protege en más del 90% a los niños (5-11 años) de la infección sintomática por SARS-CoV-2, y los efectos secundarios detectados son muy leves.
    • Los niños en esta franja de edad pueden infectarse del SARS-CoV2, pero la gran mayoría suelen hacerlo en menor medida con infección asintomática o muy leve. 

    El COVID ha provocado hospitalizaciones, muertes y enfermedad persistente en niños

    • De forma excepcional, también pueden desarrollarse formas graves de COVID-19 en esta franja de edad:
      1. En España ha habido niños que han requerido hospitalización (>3000 en planta y 188 en UCI) y, desgraciadamente 20 fallecimientos en niños menores de 10 años de un total de 87.810 muertes registradas en España desde que se inició la pandemia[4],[5].
      2. Se ha observado también el síndrome inflamatorio multisistémico en niñ@s (PIMS o MIS-C) tras la infección por COVID, que requiere hospitalización urgente y tratamiento precoz con inmunoglobulina intravenosa, corticoides y vasopresores.
      3. Aunque aún hay pocos datos en niños, el COVID-19 puede dar lugar a síntomas durante largo tiempo (Long Covid) tales como cansancio, dolor de cabeza o problemas de concentración.

    Efectos secundarios leves

    • En cuanto a efectos adversos, los comunicados en el ensayo clínico eran leves y semejantes a los detectados en los adultos, tales como fiebre, cansancio y dolor de brazo.  Actualmente además tenemos más información tras los millones de dosis en esta franja de edad inoculados tanto en USA como en Israel, no habiéndose detectado ningún caso de miocarditis (efecto adverso muy raro descrito en en adolescentes que recibieron la dosis completa).
    • Recordar por último que la vacuna de Pfizer evita enfermedad grave, pero solo protege parcialmente de los contagios, aunque se ha descrito cierta disminución de la carga viral en adultos vacunados, por lo que es previsible que ocurra lo mismo en niños.

    Vacunación global para frenar la pandemia

    Desde la Sociedad Española de Inmunología quiere resaltar que la medida actualmente más eficaz para controlar la pandemia es extender la vacunación con dos dosis en adultos. Asimismo, considera fundamental que esta medida se realice tanto dentro como fuera de España para frenar el desarrollo de nuevas variantes.

    Dicho esto, en el contexto actual de aumento de transmisión comunitaria con predominancia de casos en niños y población joven y expansión de la variante ómicron con mayor contagiosidad, la inmunización en niños podría contribuir a incrementar de forma significativa el porcentaje de personas vacunadas, y a disminuir la transmisión del virus y a la aparición de nuevas variantes.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *