• Sin plan de vacunación para el personal de prisiones

    La vacunación frente al COVID-19 en sanitarios de Instituciones Penitenciarias se ha iniciado en prisiones de la Comunidad Valenciana y Cantabria, y en algunos centros de Andalucía, Murcia, Madrid y Extremadura.  Sin embargo, aún no se ha iniciado -ni concretado fechas- en Castilla Y León, Galicia, Asturias, Navarra, Castilla-La Mancha, Baleares y Aragón. Y es que el personal sanitario de prisiones depende del Ministerio del Interior y no del Sescam, como debería pasar en el caso de Castilla-La Mancha, situación que, en la actual crisis sanitaria, ha puesto de manifiesto la falta de coordinación.

    vacunación prisiones

    El personal sanitario de las prisiones de Castilla-La Mancha desconoce cuándo lo vacunarán

    Son profesionales que no pertenecen al Sescam

    El responsable de Sindicato Médico (CESM) en prisiones, Pedro Antonio Martínez, ha querido señalar que el colectivo ha constatado la ausencia de un plan de vacunación en prisiones, lo que pone de manifiesto que sanitariamente los profesionales en las cárceles «se siguen encontrando una vez más en tierra de nadie».

    En Cuenca la vacunación se ha anunciado, pero en el resto de provincias siguen a la espera. Pedro Antonio Martínez, que es médico, no entiende cómo, aprovechando que ahora no hay casos confirmados en las prisiones, no se acelera en este sentido, sobre todo en el caso del personal sanitario, que no llega al medio centenar de profesionales.

    Según denuncia Martínez, «aunque el Gobierno lo ignora la realidad es tozuda y se empeñan en demostrarnos una y otra vez la enorme dependencia que la sanidad penitenciaria tiene de las CC AA, dónde debería estar integrada. Por este motivo, desde CESM exigen «el cumplimiento de la ley, que como vemos a diario, es cada vez más urgente».

    Cabe recordar que la sanidad en las prisiones están en tierra de nadie. El personal sanitario de prisiones pertenece al Ministerio del Interior, lo que se traduce en Castilla-La Mancha en que no pertenece al Sescam. Esta situación ralentiza y entorpece una relación imprescindible, la del personal sanitario de las prisiones con su sistema público de salud de referencia.

    La sanidad privada, también a la espera

    Hay que tener en cuenta que Castilla-La Mancha se enfrenta en estos momentos al cuello de botella que supone la falta de vacunas, de ahí que la Consejería de Sanidad haya anunciado que, de momento, dará prioridad a las segundas dosis. No obstante, la sanidad privada también a la espera de la anunciada vacunación a la primera línea.

    La situación de la vecina Valencia

    Paralelamente a esta situación, los casos de COVD se han disparado en Valencia, Alicante y en la prisión de Estremera, centro este último dónde se ha diagnosticado la variante británica. Allí, la escasez de profesionales sigue siendo dramática, con más de 80 casos confirmados y 5 módulos confinados y solamente hay dos médicos prestando atención.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *