• ¿Desescalada con tres pacientes por habitación?

    El Autor

    Vicente Calatayud

    Neurocirujano

    Ahora toca adelantar y programar la vuelta a la normalidad, la desescalada, sin bajar la guardia. Si los negocios privados se enfrentan a un sinfín de medidas para evitar los contagios qué van a hacer hospitales como el de Albacete que siempre ha tenido tres pacientes por habitación. Si se estaba al límite antes de esta situación, cómo vamos a hacer para afrontar el coronavirus y la lista de espera.

    Vicente Calatayud desescalada
    Imagen, del 10 de marzo, del Hospital General de Albacete, de la zona de consultas.

    Llegaremos a mayo

    El confinamiento se prolonga hasta el 26 de abril, pero seguramente nos anunciaran en breve una prórroga de 15 días y llegaremos a mayo. Hemos llegado a la cifra de 20.639 fallecidos, estos de forma oficial, aunque todos sabemos que serán muchos más, de igual forma que todos sabemos que el número exacto será desconocido.

    A pesar de la prórroga del confinamiento que se prevé hasta el 9 de mayo , ya se empieza a hablar de la desescalada progresiva “ La primera medida será dejar salir de casa a los menores (según la propuesta inicial, de hasta 12 años) de forma puntual a partir del 27 de abril, aunque aún no hay muchos detalles de cómo se hará.

    Se barajan distintas acciones que tendrán que adoptar los distintos negocios, bares, restaurantes lugares de ocio, todo en caminado a preservar el contacto y mantener la distancia social, que se ha demostrado ha tenido su efecto positivo en esta pandemia.

    Centros de ocio y trabajo

    Cuando uno lee las medidas que se les van a aplicar a muchos de estos centros de ocio y trabajo me surge una pregunta, que dejo en el aire por si alguien tiene respuesta, alguien que tenga conocimiento y sepa de lo que hablamos, alguien que lo esté viviendo día a día y en primera línea. Es una pregunta maliciosa, es una pregunta para que luego nadie pueda decir nos ha pillado desprevenidos, por eso la realizo en pleno auge del momento, cuando parece ser que ya se ve una luz al final del túnel.

    ¿Qué medidas se van a tomar en nuestro viejo y destartalado hospital? ¿Qué medidas se van tomar este nuestro hospital, que ayer 18 de abril nos señalaban en las redes que hacia 35 años que se puso en marcha? Todos sabemos de la situación precaria de las habitaciones, aún y seguramente en estas fechas más todavía, habremos tenido hasta tres pacientes por habitación. Todos sabemos de la precariedad que nuestros profesionales han tenido para protegerse del coronavirus, precariedad que afecta a todos los grupos de profesionales que trabajan en el hospital, indudablemente, el riesgo está acorde con el puesto de trabajo y el trato directo con los pacientes.

    ¿Cómo vamos a saber si los sanitarios son vectores de contagio si no se están haciendo test, pruebas de diagnóstico? ¿Cómo se va a saber si los profesionales que se incorporan están libres de enfermedad si no se realizan pruebas de confirmación?

    ¿Mamparas en habitaciones de dos y tres camas?

    ¿En las habitaciones de dos y tres camas se van a poner mamparas de aislamiento como se exigirá en otros centros de trabajo para mantener la distancia social o seguirán hacinados como hasta la fecha? ¿Cómo se clasificará a los pacientes a la hora de su ingreso en las habitaciones? Sabemos que hay personas que son portadoras pero asintomáticas, pero que pueden contagiar y más si están hospitalizados sin las medidas de protección adecuadas.

    Seguramente todas estas y muchas otras preguntas ya se las habrán formulados personas más inteligentes y con cargos en el ámbito sanitario, pero creo que hay que lanzarlas al aire y que alguien nos dé una respuesta, nos oriente por dónde van los tiros, ya que después de las muchas promesas, de los muchos engaños a los que este ejecutivo nos tiene acostumbrados, deben entender que nuestra confianza en ellos sea ninguna.

    Zonas limpias

    ¿Tenemos actualmente alguna zona limpia en nuestro hospital?

    Si hasta ahora la dotación ha sido precaria, me temo que seguiremos con las cortinillas de separación en las habitaciones, con escasez de batas, de EPI, de calzas y sobre todo seguiremos sin saber si los sanitarios somos el primer foco de contagio.

    En todas partes surgían interrogantes; todo quedaba sin explicación; todo era duda y dificultad. Solo el gran número de muertos era una realidad indubitable”.

    Ignaz Semmelweis. 1909.

    También le puede interesar:

    Puedo perdonar, pero no voy a olvidar

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *