• Nuevo episodio violento en una visita domiciliaria

    Profesionales sanitarios recibidos en Villacañas con frases como “sois unas incompetentes” u “os tocáis las narices”

    La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia un nuevo episodio violento en el Punto de Atención Continuada (PAC) del Centro de Salud de Villacañas (Toledo) en una visita domiciliaria, donde una facultativa y una enfermera recibieron insultos y ofensas por un grupo del entorno familiar y vecinos del paciente atendido.

    nuevo episodio violento en el Punto de Atención Continuada (PAC) del Centro de Salud de Villacañas (Toledo) en una visita domiciliaria
    Imagen de archivo de profesionales del centro de salud en una reciente concentración de condena por las agresiones y el temor con el que se ejerce en el centro.

    Facultativa y enfermera de Villacañas atendieron al paciente de la visita domiciliaria entre faltas de respeto

    Los hechos sucedieron este pasado sábado por la mañana, cuando la facultativa y la enfermera se trasladaron a un domicilio cuando dos allegados de un paciente acudieron al centro de salud solicitando asistencia, al mismo tiempo que se recibía un aviso del 112.

    A la llegada al domicilio, encontraron al paciente inconsciente sentado en una silla en la calle y rodeado de un grupo del entorno familiar y vecinos, que comenzaron a insultar a las profesionales con faltas de respeto como “sois unas incompetentes”, “no valéis para nada” u “os tocáis las narices”, entre otras manifestaciones.

    Ambas, a pesar del estado de nerviosismo que provocaba la actitud hostil del grupo, comprobaron el estado del paciente y le introdujeron en el interior de la vivienda, donde lograron que recuperara la consciencia.

    Mientras tanto, el hijo del paciente y unos de los vecinos continuó increpando a las sanitarias. En ese momento, llegó la Guardia Civil y una UVI móvil, ya que estaban movilizados todos los recursos disponibles, pero la actitud violenta de los familiares continuó con faltas de respeto. Finalmente, el paciente fue trasladado al centro hospitalario de Mancha Centro.

    No era la primera vez

    CSIF recuerda que el pasado mes de mayo se produjo otra agresión en Villacañas cuando el personal sanitario recibió insultos y amenazas de muerte en el PAC por parte de una mujer, lo que motivó la incorporación de personal de vigilancia.

    Estos actos violentos no sólo son inaceptables, como recuerda CISF, sino que también socavan profundamente la imprescindible labor asistencial. Es obligatorio y necesario subrayar la importancia de respetar y valorar a todos los profesionales de ámbito sanitario, que a menudo trabajan bajo condiciones complicadas para ofrecer la mejor atención posible a los pacientes.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *