ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Hola, me llamo Laura y soy una “luchadora”

El Autor

Laura Sahuquillo

Superviviente

Hola, soy Laura, una chica albaceteña de 26 años. A los 11 años me diagnosticaron un tumor germinal ovárico de 2,5 kilos. Para mí, esa noticia fue como entrar en un túnel negro. La verdad es que yo me enteré tras estar una semana ingresada en el hospital. Le preguntaba a mis padres y hermanos que me contaran la verdad porque los veía a todas horas llorar, hasta que por fin me entraron en una sala con el oncólogo y tan solo con decir “te tenemos que operar” yo me puse a llorar. No me enteraba del resto de sus palabras, tan solo la última: “cáncer “.

La operación se complicó un poquito porque la noche de antes había reventado el tumor, pero ahí fue cuando realmente me di cuenta de que tenía que luchar para salir hacia adelante, pues me iba a enfrentar a varias sesiones de quimioterapia en Madrid. El día que llegamos al Hospital 12 de octubre y abrí la puerta del pasillo de oncología, el mundo se me vino encima, niños de todas las edades pelones y enchufados a una bomba las 24h del día…

Para mí, la quimioterapia fue lo peor de mi enfermedad por los efectos secundarios, los 4 meses más eternos de mi vida. La recuperación tras finalizar la quimio fue muy dura, pero piensas: “La vida es muy caprichosa” pero yo soy más caprichosa y puedo con esto, miras a tu alrededor y ves a tus familiares dando lo mejor de ellos por ti y tú por ellos.

La vida es muy caprichosa pero yo soy más caprichosa”

Lo di todo… gracias a ellos salí hacia adelante enfrentándome a mi nueva vida de superviviente. No doy gracias por tocarme esta cruel enfermedad, doy gracias porque gracias a esta enfermedad soy una gran luchadora y puedo afrontar cualquier problema como una gran heroína, y gracias por conocer a tanta gente con un gran corazón y, sobre todo, a mi grupo Guachi. Hoy por hoy, estoy casada con un hombre maravilloso. Gracias a él, pronto conseguiremos ser padres. Solo tengo un ovario, pero al igual que la vida es muy caprichosa, mi ovario es más y sé que va a cumplir mi único deseo porque soy una gran luchadora.

Y por último, a todos los que están pasando por esta cruel enfermedad, ¡mucho ánimo, luchadores!

super

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo