ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

El mal del nazareno

Podólogos y fisioterapeutas tienen un papel protagonista en la Semana Santa. Tanto nazarenos como costaleros  y tamborileros necesitan el apoyo y consejo de estos profesionales para asumir sin lesiones el paso lento, el peso o las largas horas de pie. Y es que dentro de los males del cofrade están tanto las heridas en los pies como los problemas de espalda y muñecas.nazarenos 

Por eso, como señalan desde el Colegio de Podólogos de Castilla-La Mancha, es sumamente importante que los costaleros usen un calzado adaptado a la biomecánica del pie, que debería presentar las siguientes características: gran capacidad de amortiguación, debido al peso que soportan. Sin que sean especialmente blandos y puedan deprimirse. Por tanto una suela que amortigüe. Además, el calzado debe permitir el deslizamiento sin que falle la adherencia.

El Colegio de Podólogos subraya que sería adecuado que los costaleros ensayen en los días previos a las procesiones con el mismo calzado que van a utilizar para estos actos y, en cualquier caso, lo que nunca es conveniente es que estrenen calzado el mismo día de la procesión.

Hernando Martínez - The Growthcoach - Business and sales coaching

Desde el Colegio de Podólogos de Castilla-La Mancha recuerdan que estos consejos también son importantes para los tamborileros que participarán en esta Semana Santa e incluso para las miles de personas que asistirán de público a estos actos y que, en muchos casos, van a permanecer de pie y quietas durante varias horas.

No estrenar zapatos, caminar mirando al frente o calentar las muñecas, consejos imprescindibles

Por su parte, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha (Coficam) aconseja a los costaleros trabajar con antelación la fuerza y la resistencia con el fin de evitar problemas articulares y musculares. También recomienda caminar mirando al frente, evitando tensar el cuello y con la espalda recta. Del mismo modo, hay que destacar la importancia de utilizar medidas protectoras como fajas o vendajes.

En cuanto a los tamborileros, antes de empezar a tocar, es importante realizar movimientos en círculo de la muñeca, para preparar las articulaciones. Al igual que los costaleros, también deben caminar mirando al frente y con la espalda recta, evitando tensar el cuello. Igualmente, es importante no flexionar del todo las articulaciones del codo y la muñeca y mantener la musculatura abdominal contraída.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo