ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

La región aumenta el número de internos residentes a 373

Castilla-La Mancha es, por segundo año consecutivo, la Comunidad Autónoma que más incrementa la oferta de plazas de formación sanitaria especializada, a través del sistema de residencia, para la próxima convocatoria 2017-2018, que recibió el visto bueno en el último pleno de la Comisión Nacional de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud celebrado recientemente, y que se publicará el próximo mes de septiembre en el Boletín Oficial del Estado.

En concreto, tal y como ha explicado hoy en rueda de prensa la directora gerente del Sescam, Regina Leal, la Comunidad Autónoma aumenta en un 13,7 por ciento las plazas ofertadas hasta alcanzar un total de 373. En el conjunto del Estado el incremento es de un 3,7 por ciento, con un total de 8.057 plazas ofertadas.

Del total de plazas ofertadas incluidas en la propuesta presentada por la Consejería de Sanidad, 211 corresponden a especialidades hospitalarias, 82 a Medicina Familiar y Comunitaria, tres a Medicina del Trabajo y cinco a Medicina Preventiva y Salud Pública. En cuanto a las especialidades de Enfermería, 16 corresponden a Matronas, 27 a Enfermería Familiar y Comunitaria, 13 a Enfermería Pediátrica, ocho a Enfermería Geriátrica y ocho a Enfermería de Salud Mental.

Frente a las 376 plazas ofertadas en el año 2011 (más del 84 por ciento de las plazas acreditadas), en los años posteriores el número se redujo, alcanzando la cifra más baja en 2014, cuando solo se llegaron a ofertar 194, menos del 44 por ciento de las plazas acreditadas.

Residentes 2017.

Según ha explicado Leal, la recuperación en el número de plazas ofertadas se inició en la convocatoria 2015-2016, con la oferta de 255 plazas y continuó el año pasado con un incremento del 28,6 por ciento, hasta alcanzar las 328 plazas.

“Si tenemos en cuenta que el periodo de formación de estos especialistas es de cuatro años, el año que viene asistiremos a la graduación de médicos de familia en Castilla-La Mancha más baja de toda la historia”, ha señalado Leal, quien ha añadido que esta situación supone un serio problema para hacer frente al déficit de profesionales que existe en el conjunto del país y que será más acusado en los próximos años por las jubilaciones previstas.

Para hacer frente a ello, Castilla-La Mancha ha conseguido en poco más de dos años dar la vuelta a la situación, y la oferta de plazas de formación para residentes de Medicina Familiar y Comunitaria para el próximo curso será del cien por cien, es decir, las 82 plazas acreditadas.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo