ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Más de la mitad de los enfermos renales crónicos está malnutrido

Presentan obesidad o sobrepeso y malnutrición. Más del 50% de los enfermos renales crónicos estudiados necesitan educación nutricional. Partiendo de esta base, los profesionales del Servicio de Nefrología del Sescam en Albacete están promoviendo hábitos de vida saludable, concretamente desde el punto de vista de la alimentación, entre sus pacientes. Hoy se conmemora el Día Mundial del Riñón que, este año, hace especial hincapié en la enfermedad renal y su relación con la obesidad, recalcando la necesidad de llevar un estilo de vida saludable para tener unos riñones sanos.

En este sentido, la nefróloga del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, María Martínez Villaescusa, ha realizado el estudio “Nutrerca”, sobre la nutrición en enfermedad renal crónica avanzada, en el que se ha estudiado a 76 pacientes con este tipo de enfermedad, que aún no han recibido diálisis, para evaluar la importancia de no sólo controlar su alimentación sino la efectividad de realizar con ellos una intervención directa sobre sus hábitos de salud y pasar de una dieta más restrictiva a una educación nutricional.

En este estudio, que la doctora Martínez Villaescusa está realizando en colaboración con profesionales de los Servicios de Nefrología y Endocrinología, se pone de manifiesto que la gran mayoría de pacientes con enfermedad renal crónica avanzada que no han recibido aún diálisis están malnutridos y tienen sobrepeso u obesidad.

La intervención nutricional con estos pacientes se ha realizado de forma tanto individualizada como colectiva, con talleres prácticos en los que los pacientes estudiados han recibido formación tanto por profesionales sanitarios como por cocineros profesionales que les han enseñado a elaborar platos adecuados a su alimentación.

Estos pacientes también se enfrentan a riesgos cardiovasculares

El objetivo principal de este estudio ha sido valorar si la intervención nutricional de los pacientes de la consulta de enfermedad renal crónica avanzada mejora los índices de calidad de vida de estos pacientes. Tal y como ha recordado la nefróloga, y así se pone de manifiesto en su estudio, entre el 50 y el 70 por ciento de estos pacientes están malnutridos, y la gran mayoría sufre sobrepeso u obesidad. Además, estos pacientes tienen muchos riesgos cardiovasculares, por lo que es fundamental no sólo evitar la progresión de la enfermedad renal sino también prevenir las complicaciones cardiovasculares asociadas.

El estudio Nutrerca ha finalizado en la parte de recopilación de datos y ahora se va a trabajar en completar el análisis de sus resultados, pues aunque en la valoración inicial se ha observado una elevada frecuencia de malnutrición y obesidad, queda pendiente la confirmación de su influencia sobre las complicaciones que va a suponer en las enfermedades renales.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo