ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

¿Qué hago si soy cliente de Vitaldent?

El Autor

Antonio M. Ñúnez-Polo Abad

Abogado

La detención de Ernesto Coleman y toda la cúpula ejecutiva de Vitaldent acusados de estafa, delito contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y organización criminal, ha generado toda una revolución habida cuenta de la importantísima implantación de esta empresa en todo el territorio nacional.

Más de 450 clínicas dentales franquiciadas están a día de hoy, con el nombre de Vitaldent, a pleno funcionamiento. La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Majadahonda, encargada de la investigación de la causa, ha decretado el ingreso en prisión provisional de Coleman y de la cúpula directiva.

El devenir procesal del asunto se presenta apasionante, pero en estos momentos y sin lugar a dudas, lo más importante es que los franquiciados y, sobre todo, los clientes de Vitaldent sepan a qué atenerse, cómo actuar y qué hacer ante tal situación

Desde la empresa se ha dirigido a los clientes un mensaje de tranquilidad para que continúen con los tratamientos buco-dentales ya contratados. En cualquier caso, la situación de la empresa es muy delicada. Al parecer, en el año 2013, la empresa de capital-riesgo ICG (Intermediate Capital Group) concedió a Vitaldent un crédito por importe de 100 millones de euros para financiar la definitiva consolidación de la empresa en el cada vez más saturado mercado nacional y su expansión mercantil a Portugal y Polonia.

Se antoja muy difícil que Vitaldent pueda hacer frente a la amortización de ese crédito habida cuenta de que, dadas las circunstancias, su cartera de clientes y su fondo de comercio, a partir de ahora, van a caer en picado y los márgenes de explotación se contabilizarán en negativo. El concurso de acreedores parece irreversible a medio plazo.

Consejos básicos

Ante esta situación, los clientes de Vitaldent que tengan contratado un tratamiento deben conservar todas las facturas relativas a los desembolsos efectuados así como los contratos en su día firmados. Los clientes pueden continuar con los tratamientos contratados y, si éstos se interrumpen por parte de la clínica, pueden resolver unilateralmente dichos contratos por incumplimiento reclamando los daños y perjuicios derivados del mismo.

Asimismo, si la clínica interrumpe unilateralmente el tratamiento y el cliente ha contratado en la misma empresa una financiación del mismo para abonarlo a plazos, puede también resolver el crédito al tratarse de un préstamo vinculado al servicio que expresamente financia. Ni que decir tiene que habrá que tener mucho, muchísimo cuidado si se tiene intención de contratar algún servicio buco-dental a partir de ahora. La OCU (Organización de consumidores y usuarios) está habilitando un link en su web para informar a los consumidores sobre este asunto.

En cuanto a los franquiciados, tres de ellos, radicados en Madrid, Nebrija y Chiclana de la Frontera, fueron los que destaparon la caja de los truenos en el año 2013, denunciando las irregularidades en el modo de efectuar los pagos  a la empresa madre

Parece fácil pronosticar que, en breve, se formarán como mínimo dos plataformas de afectados, una de consumidores y otra de franquiciados, para la defensa colectiva de los intereses y derechos de los perjudicados por este supuesto fraude de proporciones descomunales. Estaremos muy atentos.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo