• Condena de 80.000 euros por la muerte de un paciente

    El Sescam ha reconocido la reclamación efectuada por la letrada Carmen Fernández-Bravo García, según ha comunicado la asociación El Defensor del Paciente, y con ella, el derecho de los familiares de un paciente a ser indemnizados con 80.524 euros por el fallecimiento de su padre y esposo en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca.

    El paciente, de 79 años de edad, padecía desde hacía dos meses disfonía, por lo que se le realizó una fibroscopia en la que se observó una tumoración en cara superior de la comisura anterior. Se le indicó la realización de laringectomía que se efectuó en abril de 2015 con traqueotomía, pasando tras la operación al servicio de reanimación del Hospital.

    Según el comunicado de esta asociación, en este servicio, al despertar, el paciente se arrancó la cánula, por lo que tuvo que ser reintervenido, pasando posteriormente 20 días en la UCI y adquiriendo una infección, por la que falleció el día 30 de abril de 2015.

    La inspección médica reconoce la reclamación efectuada, que el hecho que se quite la cánula es porque hubo una insuficiente vigilancia del paciente en REA, que llega desorientado y que además no se tomaron las medidas preventivas para evitar o controlar la infección, en un paciente de alto riesgo de infección.

    El paciente, de 79 años, murió por una infección

    El Consejo Consultivo de Castilla La Mancha también apoya la reclamación reconociendo que la infección nosocomial contraída por el paciente no puede ser reconocida como un hecho de fuerza mayor que tenga que soportar, sino como caso fortuito generando responsabilidad y matizando que es la Administración la que debe probar que se han tomado las medidas de prevención y control de la infección.

    Según El Defensor del Paciente, se reconoce que la infección se produjo por la recolocación de la cánula y que se debió extremar la vigilancia del paciente en REA con objeto de evitar que se la arrancase, ya que fue la fuente de la infección nosocomial que le llevó posteriormente al fallecimiento

    Se reconoce una indemnización de 80.524 euros que se reclamaban para la esposa e hijos, según se había pedido por la edad del paciente y la supervivencia de este cáncer a 5 años.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo