• El dolor es el principal motivo de consulta en Primaria

    La sanidad pública hellinera lleva más de dos años abordando el tratamiento del dolor crónico con un equipo multidisciplinar de profesionales que aplica diversas técnicas en las consultas.  Los distintos servicios que lo tratan han realizado en dos años más de 1.000 consultas y más de 800 intervenciones, un total de 1.817 actos. Como se ha puesto de manifiesto, el dolor es el principal motivo de consulta de los pacientes en Atención Primaria. Ante esta preocupación, un grupo de trabajo, compuesto por médicos de los centros de salud del área, así como profesionales del Servicio de Anestesiología, y otros especialistas relacionados con el dolor, como Traumatología, Rehabilitación o Psiquiatría mantiene reuniones periódicas para compartir conocimientos, elaborar protocolos conjuntos o unificar diagnósticos.

    dolorLa Unidad del Dolor, puesta en marcha en abril de 2016, pretende mejorar la calidad de vida de los pacientes, para lo cual ha centrado su actividad en aliviar y mitigar los dolores crónicos a través de una serie de técnicas y tratamientos, como bloqueos o radiofrecuencias, además de procurar reducir la medicación.

    Precisamente por este motivo, se ha celebrado una jornada teórico-práctica donde se ha puesto de manifiesto la importancia del trabajo en equipo para abordar con mayor eficacia el tratamiento del dolor. Y es que hasta hace dos años, los pacientes del Área Integrada de Hellín no contaban con una estructura similar en su entorno.

    Los profesionales de la GAI de Hellín cuentan además con la colaboración de especialistas como el doctor del Hospital General Universitario de Albacete, Martín Arcas. Como cuenta una de las promotoras de la Unidad, la doctora Arelis Pérez, “lo importante es facilitar el desarrollo de la vida lo más posible y vivir de una forma más positiva”.

    La sensibilización central participa en la mayoría de los dolores crónicos

    La sensibilización central participa en la mayoría de los dolores crónicos y puede causar problemas a las personas durante 6 a 14 años, según la patología. Este es otro de los motivos por el que los profesionales tratan de reducir los tratamientos farmacológicos por otros tratamientos basados en las terapias cognitivas conductuales, el ejercicio o la educación del paciente. A lo que se añade las intervenciones quirúrgicas o el suministro de parches localizados.

    A la mencionada Unidad del Dolor, se une desde abril de 2017, la Rehabilitación Intervencionista, que ha atendido a más de 500 pacientes, entre los valorados en consulta e intervenidos quirúrgicamente. Su responsable, la doctora Salima Qudsi, comenta que “el tratamiento del dolor es complejo y es además un campo en constante avance, con técnicas cada vez más novedosas”.

    Una infiltración puede disminuir el dolor y ayuda al fisioterapeuta a realizar su trabajo

    Explica Qudsi que “la rehabilitación intervencionista sirve de apoyo al tratamiento de fisioterapia, porque en algunos casos, una infiltración puede disminuir el dolor y ayuda al fisioterapeuta a realizar su trabajo y acelerar la recuperación del paciente”.

    Las técnicas más frecuentes que se suelen usar son los bloqueos nerviosos periféricos, epidurales caudales o infiltraciones intraarticulares. En algunos casos, estos tratamientos se realizan en quirófano.dolor
    Escuela del Dolor de Espalda

    Recientemente, la Gerencia de Atención Integrada de Hellín ha puesto en marcha otra iniciativa que pretende mejorar la calidad de vida de los pacientes con dolores de espalda. El Servicio de Rehabilitación, junto a los fisioterapeutas de Atención Primaria del Área, ha comenzado a organizar a grupos de pacientes para emprender didácticas colectivas.

    En estas charlas, se les explica las claves de una buena higiene postural que evita la reincidencia en el dolor y las continuas visitas a los especialistas. Una labor de prevención y promoción de la salud que ayuda al empoderamiento del paciente y a que éste afronte con más eficacia las patologías más comunes de dolor crónico como son las cervicalgias o lumbalgias. Y que además sirve de complemento y ayuda al tratamiento que reciben posteriormente en los gimnasios de los Centros de Salud.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo