• El Hospital de Almansa alivia la lista de espera de Albacete

    Se convirtió en la solución para pacientes albaceteños que llevaban más de dos años esperando una intervención quirúrgica. El Hospital de Almansa empezó hace cuatro años a asumir parte de la lista de espera quirúrgica del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete y hoy alivia los saturados quirófanos albaceteños resolviéndoles más de 400 cirugías anuales.

    Imagen de archivo de uno de los quirófanos del hospital almanseño.

    La entonces gerente Asunción Cuenca propuso una solución sencilla a un problema muy complicado. El Hospital de Almansa no tenía lista de espera y, sin embargo, el Perpetuo Socorro y el General llegaban a tal nivel de saturación en sus quirófanos que estaban mandando pacientes a operarse a Madrid, a la sanidad privada.

    La iniciativa de pasar pacientes albaceteños a Almansa empezó hace cuatro años con unas 180 cirugías. Así, pacientes que llevaban hasta tres años esperando una intervención ambulatoria, como una hernia o unas hemorroides, veían resuelto su problema en un día. Y, si era necesario ingresar, los usuarios se encontraban con un hospital prácticamente nuevo, con una habitación individual y la cercanía de un centro pequeño donde todo el mundo se conoce.

    La distancia, 47 minutos de carretera, es menor que la que separa a Albacete de la capital de España. Además, los pacientes eran y son revisados por el equipo que los operó, ya que pasa consulta en el Perpetuo Socorro.

    Y es que mientras Albacete tiene los quirófanos saturados, Almansa no funciona al cien por cien de sus posibilidades.

    En la actualidad, el hospital almanseño asume más de 400 cirugías menores de Albacete anualmente, con lo que descongestiona sus quirófanos para intervenciones más importantes. Además, según las estadísticas de diciembre de 2016, publicadas por el Sescam, la lista de espera en Cirugía General del Hospital de Almansa no superaba entonces los 65 días. Sin embargo, en Albacete el tiempo medio de espera para entrar en el quirófano en esta especialidad era de 156 días.

    Hemorroides, varices y, sobre todo, hernias son las patologías que asume Almansa. Se trata de dolencias que no son urgentes, pero que pueden alargar las bajas laborales de quienes las padecen, de ahí la importancia de que la provincia funcione como un todo para resolver el eterno problema de las listas de espera.

    La iniciativa de trasvasar pacientes de Albacete a Almansa la inició una gerencia del PP y la mantienen los gestores socialistas. Sin embargo, Villarrobledo, con una mayor presión asistencial, no ha podido sumarse.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo