• promoción nuevo mini
  • La pandemia aumentó las enfermedades mentales graves

    Desde el Observatorio del Medicamento advierten que la situación por la pandemia del COVID también ha incrementado las enfermedades mentales graves como las psicosis en un 7%, el uso de tranquilizantes un 6% y se dispara el consumo de antidepresivos un 10%.

    La pandemia aumentó la enfermedad mental grave

    Además se detecta el abandono de tratamientos para la deshabituación tabáquica, a pesar de haberse financiado algunos de sus medicamentos en la pandemia. Son datos del Observatorio del Medicamento correspondiente al mes de julio del año en curso y advierten de otras consecuencias de la pandemia que van más allá de los efectos del propio COVID.

    Analgésicos Narcóticos:

    Es un grupo afortunadamente que no presenta crecimientos y los 9,3 millones de unidades consumidos equivalen a 797.417 pacientes mensuales en tratamiento. Solo un análisis más fino podría indicar si hay alguna desviación respecto a alguna molécula considerada como más peligrosa como el Fentanilo.

    Antisicóticos

    Antipsicóticos

    El crecimiento de este grupo en un +7% indica que ha habido un incremento de enfermedades mentales consideradas más graves como las psicosis tipo esquizofrenia. Estos medicamentos no son adictivos, incluso producen rechazo y falta de adherencia en los pacientes. Mensualmente se consumen 1,37 millones de unidades, por lo que podría deducirse que un 2,8% de la población española está siendo tratado de enfermedades mentales graves.

    Hipnóticos y Sedantes:

    El crecimiento de este grupo indica un amento de pacientes con trastornos del sueño +5%, en general son adictivos. En muchos casos se administran junto a Antipsicóticos y Tranquilizantes. Unos 1,9 millones de pacientes toman hipnóticos.

    Tranquilizantes y antidepresivos

    Son medicamentos adictivos –generalmente del grupo de las benzodiacepinas y su crecimiento es importantes +6%. Unos 5,1 millones de tratamientos mensuales que como venimos indicando pueden administrarse junto a antipsicóticos y antidepresivos.

    Por otro lado, los antidepresivos tienen un crecimiento destacado +10% en la pandemia. Aunque sirven fundamentalmente para el tratamiento de la depresión, se utilizan en muchos casos de forma conjunta con antipsicóticos y tranquilizantes. Se producen 4,2 millones de tratamientos mensuales de antidepresivos. Por regla general estos productos tampoco son adictivos.

    Cuesta más dejar de fumar

    El consumo de los deshabituantes del tabaco ha caído su consumo un -44% a pesar de haberse financiado algunos productos. Se ha producido claramente un desinterés por el abandono de tabaquismo durante la pandemia.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *