• La espera quirúrgica pasa de 110 a 177 días en cuatro años

    Los datos del Ministerio de Sanidad, referidos al primer semestre del año, demuestran que la lista de espera quirúrgica no ha dejado de aumentar en Castilla-La Mancha desde 2014 en lo que a días se refiere. En general, de 2014 a 2017, la región ha pasado de una espera media de 110 días a 177, cifras que llegan a los 238 días en una de las especialidades más maltratadas por las listas de espera, Traumatología. Cirugía Pediátrica también llama la atención porque, aunque ha mejorado ligeramente en el último año, supera los 300 días de demora.

    En un año, el porcentaje de pacientes que espera más de seis meses para una intervención quirúrgica ha pasado en Castilla-La Mancha del 33,1 al 33,6 por ciento frente al 14,3 por ciento de 2014.

    Según el Sistema de Información sobre Listas de Espera, que publica el ministerio de Sanidad, a 31 de diciembre de 2016, más de 36.000 castellanomanchegos esperaban una intervención quirúrgica. La peor parte se la llevaban los pacientes de Traumatología, que se enfrentaban entonces a la tasa más alta del país, con 13.073 enfermos pendientes de entrar en quirófano y 206 días de espera media.

    El 33% de los pacientes de Castilla-La Mancha que estaban en la lista de espera quirúrgica afrontaban el año pasado más de seis meses de demora, un porcentaje que sólo superaban Canarias y Cataluña, con 37% y 34% respectivamente. Más de un tercio de la lista la engrosa Traumatología, pero especialidades como Cirugía Pediátrica tenían a 1.250 niños en lista de espera; Cirugía General y de Digestivo superaba los 7.800; Urología, los 1.600 y Neurocirugía se acercaba al millar.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo