• Líderes en «reparar» el corazón sin abrir

    Recuperar el flujo sanguíneo de las arterias coronarias sin abrir el pecho y sin ingreso hospitalario, con una pequeña punción en la muñeca. Se trata del procedimiento de angioplastia coronaria por vía radial para desobstruir arterias, en la mayoría de las ocasiones utilizando lo que los pacientes conocen como muelles (stents). La Unidad de Hemodinámica de Albacete es una referencia nacional en este tipo de intervenciones ambulatorias.

    cardio

    Equipo. Los artífices del estudio son los doctores Juan Gabriel Córdoba, Arsenio Gallardo, Antonio Gutiérrez y Driss Melehi, coordinados por el doctor Jiménez.

    El paciente se va a casa a las cuatro o seis horas de la operación por su propio pie. Eso sí, se marcha con una angioplastia, es decir, con una arteria abierta por la que previamente no circulaba sangre para nutrir su corazón o lo hacía de forma insuficiente.

    Este año, más de 150 pacientes se han beneficiado de un procedimiento de angioplastia sin necesidad de ingreso hospitalario. Sin cicatrices, sin los tradicionales riesgos de infección y sin prácticamente convalecencia, han regresado a su casa, previo paso por quirófano, con un mínimo punto de incisión en la muñeca y la arteria que obstruía el paso de la sangre al corazón reparada con un pequeño cilindro de malla de metal llamado stent.

    Estas soluciones sin ingreso las lleva a cabo la Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista del Hospital General Universitario de Albacete desde hace tres años con un porcentaje de éxito que ronda el 97%. Este tipo de intervenciones de forma ambulatoria se realizan únicamente en contados centros sanitarios del país.

    El paciente regresa a casa por su propio pie a las seis horas de la intervención

    Los responsables de estos procedimientos y de la puesta en marcha de este programa son los doctores Juan Gabriel Córdoba, Arsenio Gallardo, Antonio Gutiérrez y Driss Melehi, coordinados por el doctor Jesús Jiménez Mazuecos, responsable de la Unidad, quienes firman un estudio, junto con el Hospital Gregorio Marañón de Madrid y el de Gijón, donde demuestran el éxito y la seguridad en la realización ambulatoria de estas intervenciones escasamente invasivas.

    La sala de Hemodinámica de Albacete, en funcionamiento desde hace más de 10 años, está entre las tres con más actividad del país, teniendo en cuenta que hay hospitales con hasta 3 y 4 salas de hemodinámica. Y mientras en el resto de los hospitales el 72% de los procedimientos son vía radial, en Albacete este porcentaje alcanza el 95%.

    El estudio se presentó en el pasado congreso europeo de Hemodinamica y Cardiología intervencionista (EuroPCR) que tuvo lugar en mayo de este año en París e igualmente se presentará este jueves en el congreso que la Sociedad Española de Cardiología tiene previsto celebrar en Zaragoza. Además, la «Revista Española de Cardiología» ya ha dado el visto bueno para su publicación.

    La labor de enfermería es fundamental

    El aumento de la esperanza de vida lleva consigo que las enfermedades cardiovasculares hayan ganado al cáncer como primera causa de muerte, de ahí que diagnosticar enfermedades cardiológicas, reparar válvulas o arterias coronarias sin necesidad de abrir el tórax, así como implantar stents -los famosos muelles en lenguaje coloquial- se haya convertido en una rutina  de los servicio de Cardiología, concretamente de unidades de Hemodinámica como la de Albacete.

    En el Hospital General, el ritmo es frenético. Hemodinámica trabaja todas las mañanas y tres tardes por semana. Existe además un cardiólogo hemodinamista de guardia localizado las 24 horas del día de los 365 días del año para atender urgencias (mayoritariamente infartos de miocardio), pero el proceso está muy estudiado y organizado. Así, el éxito no radica sólo en el equipo de quirófano. El doctor Jiménez Mazuecos ha explicado que la labor de enfermería es fundamental.

    La mayoría de las urgencias son infartos

    Y es que no todos los pacientes son candidatos a esta cirugía sin ingreso. Como suele tratarse de personas mayores, enfermería se encarga de analizar su situación y realizar una educación básica sobre medicación o síntomas de alarma. No pueden vivir a más de 100 kilómetros de un centro sanitario ni se pueden ir a su casa si no tienen a nadie que los vigile y acompañe. Los cuidados tienen que estar garantizados. Además, se llama al paciente a las 24 horas y al mes para confirmar que el proceso evoluciona como debería. Si surgiera la más mínima duda sobre los cuidados o la medicación, se optaría por el ingreso.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!