• Sofocos, insomnio y dolores anuncian la menopausia

    Repentinos sofocos, insomnio y dolores articulares anuncian la llegada de la menopausia, un paso que acabarán dando todas las mujeres y que también llega acompañado de sequedad y falta de deseo sexual.

    menopausia

    La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) y la Fundación Española para el Estudio de la Menopausia (FEEM) ha realizado una encuesta con Sigma Dos a 1.750 mujeres de todo el territorio nacional durante el mes de septiembre con motivo del Día Mundial de la Menopausia.

    De los resultados de la encuesta se desprende que el 61,3% de las mujeres entre 40 y 70 años hace un año o más que tubo su última regla, un 8,3% son perimenopáusicas, es decir, tienen regla irregular y, aunque la última la tuvieron hace menos de un año, manifiestan tener síntomas de menopausia o trastornos de la regla.  

    Dolor en las articulaciones y sequedad vaginal

    Más de la mitad de las mujeres encuestadas con menopausia (51,7%) señala que tienen dolor en las articulaciones y sequedad vulvar o vaginal. El tercer síntoma más habitual entre estas mujeres es la sequedad en la piel (45,5%), en cuarto lugar, se sitúa la falta de deseo sexual (43,8%), mientras que los sofocos son uno de los síntomas que experimenta el 40,9% de las mujeres con menopausia y es síntoma que más intensidad tienen en los primeros años de la menopausia.

    Entre las perimenopáusicas, los sofocos son el síntoma más frecuente (66,4%), en segundo lugar, se sitúa el insomnio, que refiere el 58,2% de estas mujeres y en tercer lugar se registran, con igual frecuencia, los dolores de articulaciones y la sudoración nocturna (54,8%).

    Miedo a los tratamientos

    A pesar de estos datos, solo el 16,7% de las mujeres con menopausia que tienen síntomas aseguran utilizar algún tratamiento, un 4% de estas mujeres usa terapia hormonal de la menopausia, el 5,2% compuestos naturales y el 5,3% tratamientos no hormonales. El cáncer es el efecto secundario que más preocupa en caso de utilizar tratamientos hormonales (68,8%), seguido de la posibilidad de que se produzcan trombos y problemas circulatorios (21,9%).

    En el caso de las perimenopáusicas el 19,7% de las mujeres encuestadas lleva a cabo algún tratamiento para los síntomas. En concreto, el 12,4% usan compuestos naturales, 2,9% tratamientos no hormonales y un 2% tratamientos hormonales.

    Relaciones sexuales

    El 67,2% de las mujeres con menopausia mantienen actualmente actividad sexual; considerando actividad sexual el coito y/o la masturbación. Esta cifra se eleva a un 81,5% en el caso de las perimenopáusicas. La edad es la variable que claramente influye en la actividad sexual. El 85,5% de las mujeres de 40 a 49 años mantiene actividad sexual. Esta cifra se reduce al 74,1% entre las de 50 a 59 años, y baja al 58,6% entre las mayores de 60 años. El 94% de las mujeres con menopausia y perimenopausia que mantienen actualmente actividad sexual, tienen relaciones heterosexuales. Un 3,5% de la actividad sexual de estas mujeres es únicamente autoestimulación.

    Ejercicio físico

    Entre las mujeres con menopausia, un 34,5% de las encuestadas se encuentra en situación de sobrepeso y el 17,4% reconoce que tiene obesidad.  En el caso de las perimenopáusicas, estos datos bajan ligeramente situando al 30,8% en sobrepeso y el 15,8% con obesidad. El 77% de las mujeres con menopausia hace ejercicio de forma habitual (caminar 3 horas a la semana, bailar o hacer pilates de dos horas a la semana o correr una hora a la semana) frente al 70,5% de las mujeres premenopáusicas. En cuanto al tabaco, el 77,2% de las mujeres con menopausia no fuma y en las perimenopáusicas esta cifra se sitúa en un 67,2% de las mujeres encuestadas.  

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *