Pacientes simulados: la apuesta que marcó la diferencia

Los pacientes simulados eran una apuesta tan complicada como necesaria para formar a los futuros médicos. En los años noventa era impensable que Castilla-La Mancha tuviera una facultad de Medicina porque se había cerrado el grifo. Para que se hiciese una excepción era necesario que marcara la diferencia. Y lo hizo. La responsabilidad del Examen Clínico Objetivo y Estandarizado (ECOE) recayó en la internista Lourdes Sáez, que logró que la facultad albaceteña fuese pionera gracias a su apuesta por los pacientes simulados, fruto de una metodología que se adelantó a Bolonia.

pacientes_simulados_lourdes_saez

Sáez, a la izquierda, con parte de su equipo.

El reto consistía en conseguir que el alumno estuviera solo en una consulta con un paciente. Que lo mirara a los ojos, lo escuchara, reconociera, pidiera y analizara las pruebas para, finalmente, diagnosticar con acierto. Pero de dónde iba a sacar la doctora Sáez a esos pacientes simulados capaces de fingir cualquier tipo de dolencia, física o mental, con credibilidad.

Lourdes Sáez aún se emociona cuando recuerda los agobios de los inicios. Si la Facultad de Medicina empezó en 1998, el ECOE (examen con pacientes simulados) arrancó en 2002, para examinar a los alumnos de cuarto. Cómo iba a encontrar ella a esos “simulados”. Le aconsejaron acudir a grupos de teatro, pero al final alguien le habló de la Hermandad de Donantes de Sangre y de su presidenta, Mari Carmen de Huéscar, capaz de encontrar un manantial en el desierto. Acudió a ella pidiendo actores altruistas y en tres días tenía una lista con más de una treintena de nombres.

CLINICA BAVIERA

El examen con pacientes simulados, el más temido, nació con voluntarios en 2002

La doctora Lourdes Sáez Méndez se había formado en Ginebra (Suiza), Houston (EE UU) y Québec (Canadá) para conocer los entresijos de este examen ECOE, que ellos llamaban OSCE y aplicaban en su examen MIR. María Teresa Alfonso, alma máter de la Facultad de Medicina de Albacete, había confiado en esta internista, sobradamente preparada, pero sin el empujón final de la Hermandad de Donantes de Sangre nada hubiese sido posible.

paciente_simulado_archivo_rcpGrupos pequeños, práctica, participación y un temido examen que te pone cara a cara con unos pacientes que, aunque simulados, puntúan como si fueran reales. Así nació la Facultad de Medicina de Albacete, adelantándose a los cambios del Plan Bolonia y haciéndose hueco cuando a nivel nacional se consideraba una locura abrir una nueva facultad de Medicina.

Durante años, la facultad albaceteña fue la única de España que tenía el ECOE desde tercero hasta sexto. Durante una tarde, los alumnos “se juegan mucho en un examen largo, duro y estresante”, advierte ahora Lourdes Sáez, quien, a partir de ahora, pasará las tardes en el edificio del CAS, donde están las instalaciones del examen de pacientes simulados.

El alumno se sitúa con el “enfermo” en una consulta. En todo momento, es observado por los examinadores, quienes, desde una cabina, toman nota de cada paso que da el aspirante. Y al terminar el examen, los pacientes simulados también puntúan, lo que les da poder decisión sobre un 10% de la nota.pacientes_simulados_cabina

Si hubo un momento en el que Lourdes Sáez no habría salido adelante sin el apoyo de la Hermandad de Donantes de Sangre, hoy no podría dirigir el ECOE sin el apoyo de la uróloga María José Donate, del internista Isaac Mora y de la técnico de la Facultad de Medicina María José Sáez.

Y es que este equipo tiene trabajo desde septiembre. Debe decidir qué casos clínicos van a entrar en el examen; pedir a todos los servicios pruebas diagnósticas e informes donde se debe extremar la confidencialidad y en base a toda la información recabada escribir un guión que deberá memorizar el paciente simulado. Fotografías, maquillaje, pruebas de todo tipo y meses de entrenamiento para un examen que es imprescindible aprobar si en un futuro se quiere tratar a enfermos reales.

Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

Suscribete a nuestro newsletter

Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

Te has suscrito satisfactoriamente!