• Una sanidad con fronteras regionales

    El 30 de abril de 2015, el Senado publicaba el convenio sanitario que permitía a los toledanos recibir asistencia sanitaria especializada en los hospitales más próximos a su localidad y a los ciudadanos de Guadalajara poder disponer de los servicios de los hospitales madrileños. Desde entonces, los hospitales públicos de Parla y Aranjuez han atendido más  de 32.000 urgencias de pacientes toledanos, con una media de 30 enfermos diarios. Sin embargo, la mayoría han sido “devueltos” en ambulancia porque el citado acuerdo, según ha denunciado el diputado popular Carlos Velázquez, no se aplica. Las fronteras sanitarias separan a pacientes y hospitales hasta el punto de que los enfermos de Ocaña o Seseña no pueden recurrir al centro más cercano, que tienen a menos de 20 minutos de sus casas, porque durante el trayecto cambian de comunidad.

    Pacientes castellanomanchegos se encuentran con que, teniendo hospitales públicos mucho más cerca de sus municipios, se ven obligados a recorrer distancias de cincuenta o sesenta kilómetros por no cambiar de comunidad autónoma, con las molestias y el gasto económico que supone para los  enfermos y sus familiares.

    Esta publicación por parte del Senado era el último requisito para que entrara en vigor un convenio “pensado para facilitar el acceso a una sanidad pública, gratuita y de calidad, estableciendo los procedimientos que garantizan una mejor asistencia a la población, al amparo de los principios de solidaridad, universalidad y equidad que inspiran el Sistema Nacional de Salud”. De hecho, existe una Plataforma en Defensa del Convenio Sanitario que ha llegado a manifestarse sin éxito.

    CLINICA BAVIERA

    Si se aplicara este convenio, los  habitantes de treinta municipios toledanos podrían elegir entre los hospitales madrileños más cercanos. Los beneficiaros serían los pacientes de Esquivias, Borox, Yeles, Noblejas, Villarrubia de Santiago, Villatobas, Ocaña, Cabañas de Yepes, Dos Barrios, Ontígola, Seseña, Yepes, Ciruelos, Huerta de Valdecarábanos, Villamuelas, Villasequilla, Santa Cruz de la Zarza, Illescas, Carranque, Cedillo, El Viso de San Juan, Numancia de la Sagra, Palomeque, Ugena, Yuncos, Valmojado,  Casarrubios del Monte, La Torre de Esteban Hambrán y Méntrida.

    Un vecino de Seseña no puede asistir a una consulta de especialidad a 12 minutos de su localidad

    No se trata de una excepción. Este convenio es similar al convenio con la Comunidad de Aragón, que permite que vecinos de Guadalajara puedan acudir al hospital de Teruel porque está más próximo, o como el suscrito con la Comunidad de Valencia para que los habitantes de pueblos de la comarca de Ayora puedan ser atendidos en Almansa.

    No obstante, en la actualidad, los vecinos de Ocaña no pueden recurrir a un hospital que se encuentra a 18 minutos de su casa porque no pertenece a su comunidad. Asimismo, un vecino de Seseña no puede asistir a una consulta de especialidad a 12 minutos de su localidad.

     

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscribete a nuestro newsletter

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!