Clínica dental - Adolfo Fernández 967 047 134 Albacete

El empleado de banca que apostó por África

Una Nochebuena, Miguel López llevó a un inmigrante a cenar a su casa. A raíz de aquel encuentro, acabó jugándose la vida para operar de cataratas a 250 pacientes y repartir 4.000 gafas en Mali junto con un cargamento de material sanitario. Para su última expedición, este albaceteño consiguió 40.000 euros a base de vender cuchillos. Ahora, de la mano de la ONG Proyecto África `Amigos de Mali´, recauda fondos para una nueva misión en Haití. Esta es la historia de cómo un empleado de banca combate la ceguera en el Tercer Mundo.

Un buen día, después de 28 años con un cargo de responsabilidad, Miguel decidió dimitir para recuperar su vida. Y el nuevo tiempo que había ganado lo invirtió en un voluntariado. Así es como conoció el campamento de inmigrantes de La Dehesa, en Albacete. Entró en contacto con las penurias que habían pasado quienes llegaban a la provincia en busca de la tierra prometida. Comprobó entonces la falta de coordinación entre las ONG y la necesidad de ir al país de origen a ayudar.

Miguel, reacio a las fotografías, el primero a la izquierda, en su último viaje.

De la noche a la mañana, un empleado de banca acabó en un pueblo maliense de mil habitantes, en medio del desierto, con una caravana con el cargamento más variopinto, desde placas solares para que la escuela tuviera luz hasta lentejas y 650 gafas graduadas. En aquel viaje vio tanta ceguera por cataratas en pleno siglo XXI que decidió volver.

Miguel López ha contado desde el principio con numerosos donantes, así como con el apoyo del Hospital General de Albacete, de la Clínica Santa Cristina o de la Hermandad de Donantes de Sangre de Albacete. Tampoco han dudado en ayudarle los oftalmólogos de Stop Ceguera, pero el último viaje se complicó porque la embajada recomendaba no viajar, por lo que no quedaba más remedio que contratar a médicos locales, lo que resultaba más caro que llevar a especialistas, como José Ramón Villada, dispuestos a operar gratis.

Obstáculos a parte, Miguel López ideó una fórmula. Compró cuchillos a una fábrica de Campollano que vendió y vende por toda España. Con esta estrategia, consiguió 40.000 para contratar a los oftalmólogos y llevar, entre un sinfín de material sanitario, 4.000 gafas de sol y graduadas para África. De esta aventura regresó en noviembre, pero ya está preparando una nueva que le llevará rumbo a Haití de la mano de Proyecto África.

Entre ambos viajes, Miguel López ha colaborado con Stop Ceguera, ONG que cuenta con numerosos voluntarios en Castilla-La Mancha.

Los cuchillos para ayudar a Proyecto África se pueden adquirir por 3 euros llamando al teléfono 686 09 60 86.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo