ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Elección MIR contra todo pronóstico

Repartida la suerte, toca analizar las estadísticas. La provincia de Albacete se quedará con tres de los 150 mejores exámenes de Médico Interno Residente (MIR) de España. Ya son médicos, pero ahora les toca especializarse. María Cortes Jiménez, que obtuvo el puesto 108, se formará en Endocrinología, en el servicio de Francisco Botella; Manuel Lueso, el MIR número 114, ha elegido Medicina Familiar y Comunitaria también en la provincia y Carlos Manuel Romero, el 149, fichará por Neurología en el equipo del doctor Segura. Sin embargo, todas las quinielas apuntaban a que las especialidades estrella serían Cirugía Plástica, Dermatología y Cardiología.

Unos se van y otros vienen. Así, el MIR número 36, David Serrano, alumno de la Facultad de Medicina de Albacete, se especializará en Cardiología en el Norte de España. Sin embargo, en el caso de Castilla-La Mancha, el primero en elegir Cardiología ha sido el número 921, Paula Sánchez-Aguilera, que ha optado por el Complejo Hospitalario de Toledo.

Alumnos de la Facultad de Medicina de Ciudad Real. Fotografía: UCLM

Alumnos de Medicina. Fotografía: UCLM

La cuarta mejor nota que se ha decantado por la Región ha sido la de Joaquín Alfaro Micó, que se formará en Cirugía Ortopédica y Traumatología en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete. El quinto en elegir Castilla-La Mancha ha sido el número 307, Iván Checa Recio, que se formará en Dermatología Médico-Quirúrgica en Guadalajara.

Hernando Martínez - The Growthcoach - Business and sales coaching

Así, Castilla-La Mancha no puede quejarse este año. La primera Médico Interno Residente (MIR) que ha elegido la especialidad de Endocrinología y Nutrición en España ha optado por especializarse en Albacete así como el tercero que, a nivel nacional, escogía Medicina Familiar y Comunitaria también se ha decantado por la provincia.

Se trata de un examen en el que todos los puestos son un logro. Compiten los mejores. Y es que sólo para acceder a la carrera ya tenían que tener los mejores expedientes. Una vez graduados, son médicos, pero necesitan la especialidad para poder ejercer en la sanidad pública, lo que implica presentarse al examen MIR y formarse durante un mínimo de cuatro años en centros sanitarios públicos. En esta convocatoria, eran más de 11.200 médicos para 6.098 plazas de residente, por lo que estar entre los 6.000 primeros ya se considera un logro.

Según las estadísticas MIR facilitadas por el Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada, el último en elegir Castilla-La Mancha ha sido el número 7.530, que se irá al Hospital Virgen de la Luz de Cuenca a formarse en análisis clínicos. Esta contradicción, al ofertarse 6.098 plazas, se da porque decenas de médicos optan por repetir el MIR en lugar de coger plaza en la especialidad no deseada.

Endocrinología triunfa en 2016

Un fuera de serie “made in Albacete”

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo