• BIFAP: Big Data para prescribir en Atención Primaria

    La herramienta BIFAP nació, bajo las siglas del conocido como Big Data, para aumentar el rigor en la toma de decisiones sobre medicamentos y mejorar la calidad asistencial del paciente. En este contexto, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) anima a médicos e investigadores de la región a participar activamente en el programa BIFAP, la base de datos para la Investigación Farmacoepidemiológica en Atención Primaria.

    BIFAP

    Este programa ‘Big Data’ tiene como finalidad el mantenimiento de una base de datos de carácter nacional e información anonimizada de pacientes atendidos por los médicos de familia y pediatras de Atención Primaria, con los que se realizan estudios de investigación epidemiológica sobre la seguridad y la efectividad de los medicamentos.

    BIFAP es un caso de éxito, de cómo el ‘Big Data’ puede ayudar a obtener evidencias sólidas y mejorar la seguridad de los medicamentos, que supone un cambio de paradigma en la investigación y en la calidad asistencial del paciente.

    Médicos de Familia y pediatras

    Pueden colaborar con BIFAP aquellos médicos de familia o pediatras que realicen actividad asistencial en Atención Primaria en el seno de los servicios de salud de alguna de las autonomías que participan del programa, con independencia de su condición de médicos titulares, residentes, suplentes o interinos o médicos de atención continuada.

    Una vez aprobada su solicitud, la AEMPS facilitará a los profesionales la formación necesaria, así como las herramientas e información agregada sobre uso de medicamentos o indicadores estadísticos provenientes del total de la base de datos BIFAP, al tiempo que podrán solicitar información sobre estudios de investigación.

    ¿Quién puede recurrir a BIFAP?

    Asimismo, para poder emplear BIFAP como investigador es necesario ser personal investigador adscrito a un organismo público, presentar un protocolo del estudio a realizar y obtener la aprobación del Comité Científico, lo que facilitará el acceso a los datos registrados en BIFAP para su uso con fines de investigación.

    El jefe de área de Farmacia del Sescam, Juan Carlos Valenzuela, ha presentado esta semana en Toledo la I Jornada Formativa en el programa BIFAP, a la que han asistido licenciados, graduados y diplomados en Medicina, Farmacia y Enfermería, y en la que se ha analizado el presente y el futuro de esta base de datos a partir de historias clínicas electrónicas, que proporciona información sólida para identificar posibles riesgos y cuantificarlos, con el fin de tomar medidas reguladoras y evaluar si estas son adecuadas y eficaces.

    Equipo

    En la jornada han intervenido además la jefa de división de Farmacoepidemiología y Farmacovigilancia de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), María Dolores Montero; el coordinador de BIFAP, Miguel Ángel Macía-Martínez; la epidemióloga Consuelo Huerta; Verónica Bryant, de la Unidad de atención al colaborador; Alfonso Abaigar, coordinador de Sistemas de Información del Sescam; Javier E. Blanco, pediatra del Centro de Salud de Azuqueca de Henares (Madrid); José Manuel Paredero, farmacéutico en la Gerencia de Guadalajara; Juan Erviti, Jefe de Innovación y Organización del Servicio Navarro de Salud, y Mercedes Mota, inspectora farmacéutica del Sescam.

    A comienzos de este año, la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha y la AEMPS, dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, firmaron un convenio de colaboración por el que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se incorporó al programa BIFAP. En Castilla-La Mancha se están haciendo pruebas con prescripciones y dispensaciones para validar el modelo de los datos en el sistema.

    Diez comunidades

    En BIFAP participan un total de 10 comunidades autónomas (Aragón, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Madrid, Murcia, Navarra y Castila-La Mancha), y una red de más de 7.500 médicos colaboradores de Atención Primaria. El Sescam se encarga de informar a los facultativos y a las gerencias de la posibilidad de participar y de difundir esta herramienta para la investigación en Atención Primaria.

    18 años de historia

    La AEMPS puso en marcha este proyecto hace 18 años y es uno de los programas que existen en la Unión Europea capaz de generar datos de forma regular para la toma de decisiones en farmacovigilancia, que se nutre de 291 millones de registros de problemas de salud y 2.000 millones de prescripciones de medicamentos, correspondientes al seguimiento en el tiempo de las historias clínicas de casi 12 millones de pacientes con historias clínicas anónimas y con una media de seguimiento por paciente de 8,6 años.

    ¿Qué entendemos por Big Data?

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!