• Carta de un residente de Medicina a sus compañeros

    Como dirían nuestros mayores, “es de bien nacidos ser agradecidos”, y por ello escribo esta carta:

    ¿Quién no ha recibido mensajes de amigos y familiares pidiéndonos información de su tío, padre o abuela ingresada? “Ve a verlo y me dices”, “mira a ver qué han escrito hoy”, “apunta mi móvil en su historia”, “por favor, llámame si pasa algo”.

    Duele cuando un conocido ingresa pero también cuando te dicen que una compañera está hospitalizada, y al día siguiente otro, y otra, y otro más; sin contar a los que se han quedado en casa peleando contra los síntomas llenos de impotencia al ver como el trabajo se reparte entre los que, de momento, quedamos.

    carta residente
    Recién graduados recibiendo las instrucciones para incorporarse al trabajo.

    Nunca habíamos mirado tanto a los ojos

    Aunque lo intente no seré capaz de describir lo orgulloso que me siento de formar parte de este gremio. Me emociono al vernos trabajar juntos, ahora más que nunca “codo con codo”, compartiendo la ilusión y el cansancio, las risas y el desánimo, los aplausos y las quejas, trabajando por nuestra sanidad y nuestros sanitarios, por los hijos que ahora no pueden ver a sus padres, por nuestros mayores y nuestras residencias, porque esta pandemia nos está afectando a todos, porque nunca habíamos mirado tanto a los ojos.

    Quiero dar las gracias a todos los que nos dedicamos a la salud en nuestra querida ciudad, desde el primero hasta el último.

    Por ello,

    A los que habéis desempolvado el fonendo y os habéis unido corriendo,
    a los que os incorporáis recién salidos de la facultad y entráis temblando a trabajar,

    a los que pisáis por primera vez este hospital y a los que volvéis después de descansar,

    a los que os vais a casa con marcas en la cara después de una dura jornada,

    a los que trabajáis fuera de la capital rogando para que acepten a un paciente en el general,

    a los que estáis al otro lado del teléfono, a los que dais voz a la realidad y a los medios que dicen la verdad.

    Gracias, a todos, gracias

    (El médico que ha escrito esta carta se ha identificado, pero ha pedido que no demos su nombre. Respetamos su anonimato).

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *