• Cuatro décadas dedicadas a la Ginecología

    Jefe de servicio durante 27 años, presidente de la Asociación de Obstetricia y Ginecología de Castilla-La Mancha durante 20 y una década en la Comisión Nacional de Obstetricia y Ginecología. Durante 43 años, el Dr Gaspar González de Merlo ha vivido por y para la Ginecología, dedicado a la sanidad pública y a la Facultad de Medicina, pero, con 67 años, ha decidido frenar y dar paso a la lectura, el estudio, el deporte y la familia.

    Gaspar González de Merlo
    Gaspar González de Merlo.

    La vida de Gaspar González de Merlo ha transcurrido entre quirófanos, consultas, reuniones, guardias, clases, conferencias y publicaciones. Desde que iniciara su carrera como residente en la Fundación Jiménez Díaz, con 24 años, han pasado 43 de actividad frenética, con el peso de las listas de espera y los estragos de la crisis. Así, aunque nunca se ha quemado y le queda salud para seguir, ha decidido, como muchos, colgar la bata.

    27 años de jefe de servicio en Albacete

    El que fuera jefe de servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital General Universitario de Albacete, llegó a esta ciudad, desde el madrileño 12 de Octubre, de forma provisional, para probar el salto de adjunto a jefe de servicio. Y aquí ha pasado 27 años de los que no se arrepiente. Natural de Ciudad Real, Gaspar González de Merlo se formó en Madrid y ha pasado las tres últimas décadas en Albacete, dedicado por entero a la sanidad pública y a la Facultad de Medicina.

    La jubilación daba vértigo después de tantos años. Deja una profesión que no han querido sus dos hijas por las horas de dedicación, pero este médico reconoce que la Medicina ha sido como una buena fiesta en la que se lo ha pasado bien, «pero a las cuatro de madrugada eres consciente de que llega el momento de marcharse».

    «Nunca he tenido un día tranquilo en 43 años»

    Y es que Gaspar González de Merlo tiene que reconocer que, aunque no se ha quemado, ha sufrido con las listas de espera y con los recortes. «Nunca he tenido un día tranquilo en 43 años», reconoce ahora un médico con cinco nietos que cuelga la bata para disfrutar de la familia, practicar el surf, la esgrima y el tiro con arco, leer y, por qué no, estudiar una nueva carrera.

    Así, ni se ha aburrido los último 43 años ni parará los que le resten. Echará de menos al trabajo y a los compañeros, pero ahora disfrutará de lo que añoraba cuando trabajaba: estar con los suyos, leer, hacer deporte y, en definitiva, vivir sin horarios ni obligaciones.

    Formado en la Jiménez Díaz

    Con 24 años alcanzó su sueño, conseguir una de las 42 plazas para formarse en la Jiménez Díaz. Optaban 600 facultativos y él fue uno de los elegidos. Empezaba así la formación en una especialidad, la Ginecología, que a Gaspar González de Merlo le gustaba porque aunaba el trato con los pacientes y el quirófano.

    Después llegarían los once años en el 12 de Octubre y la aventura de convertirse en jefe de servicio, con 39 años, en el joven Hospital General de Albacete. Aquí ha puesto en marcha desde la formación de residentes, en 1999, hasta las unidades de reproducción asistida y ginecología oncológica. Ahora deja un servicio con menos médicos con los que entró. Si llegó con 26, en la actualidad son 23. Pero también deja a facultativos muy preparados para una nueva realidad donde pesa más la Ginecología que la Obstetricia.

    También le puede interesar:

    Martínez Moratalla, marcado por la vocación

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!