• Objetivo: que corazones africanos vuelvan a latir

    El cirujano cardiaco Gonzalo Aldámiz-Echevarría acaba de concluir la Misión Cardiológica 2020 de la Fundación Recover en África subsahariana, que le ha llevado junto a los cardiólogos Ignacio Hernández y Beatriz García-Aranda hasta Burkina Fasso. La conexión Burkina, que une Albacete con África a través del Hospital Quirónsalud, la Institución Sagrado Corazón y la Fundación Recover, nació en 2006.

     Gonzalo Aldámiz-Echevarría Recover

    La «conexión Burkina», que une África con Albacete, comenzó en 2006

    Fundación Recover es una organización sin ánimo de lucro que trabaja por un modelo de sanidad sostenible en África subsahariana, objetivo que le ha llevado este año a Burkina Faso, país que, pese a tener cerca de 20 millones de habitantes, no cuenta con ningún centro de cirugía cardiaca.

    En este contexto, los objetivos de la Misión Cardiológica son, por un lado, estudiar junto a los profesionales locales los casos que estos han preseleccionado, detectando quiénes serán los próximos pacientes que podrán operarse en España en función de una serie de criterios, como la gravedad o urgencia de la patología. Por otro, realizar un seguimiento de los 82 pacientes ya operados.

    Telemedicina

    Para que las historias clínicas de estos casos perduren en el tiempo y más allá de las fronteras, se incorporan a la plataforma de Telemedicina Salud 2.0 de Fundación Recover, donde profesionales de ambos continentes pueden apoyarse en la resolución de casos complejos.

    Esta iniciativa, que se repite aproximadamente cada dos años, se enmarca dentro del Programa de Pacientes de Fundación Recover, gracias al cual se ha podido ofrecer una vida mejor a cerca de 170 personas procedentes de África, principalmente jóvenes y niños, que han viajado a España para ser intervenidas de patologías que no podían realizarse en su país de origen debido a la falta de especialistas o  equipamiento médico.

    Colaboradores

    Este programa no sería posible sin el apoyo altruista de múltiples agentes. La empresa Medtronic Ibérica aporta las prótesis valvulares que darán un vuelco al corazón de los pacientes y el Grupo Quirónsalud dona los servicios hospitalarios necesarios para las intervenciones en España.

    Gonzalo Aldámiz-Echevarría Recover

    Tras la operación, los pacientes necesitan entre 5 y 12 semanas para recuperarse y someterse a una serie de revisiones hasta que, finalmente, reciben el alta para poder regresar a su país de origen y comenzar una nueva vida. Por esta razón, además del trabajo sanitario, son fundamentales la Institución Sagrado Corazón de Jesús de Albacete y los voluntarios de acompañamiento.

    En estos 13 años se ha llegado a tratar a pacientes de más de 10 países africanos diferentes, cada uno con su complejidad para tramitar su visado, pero con un mismo común denominador: el deseo de recuperar su salud frente a la falta de oportunidades en sus países de origen.

    Hemeroteca:

    Un cirujano cardiaco en la Lista Forbes

    La conexión Burkina toma fuerza

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!