• «La quimioterapia tiene los días contados en linfomas»

    «La quimioterapia tiene los días contados en los linfomas indolentes no Hodgkin». Así lo considera la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia, que lanza un mensaje esperanzador en la semana en la que se conmemora el Día Mundial del Linfoma.

    linfomas indolentes
    Imagen de archivo de una extracción de sangre.

    La Sociedad Española de Hematología asegura que la quimioterapia tiene los días contados en el tratamiento de los linfomas no Hodgkin indolentes

    Este 15 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Linfoma, un tipo de cáncer hematológico producido por la proliferación maligna de linfocitos, que se inicia generalmente en los ganglios linfáticos.

    De forma general, los linfomas se clasifican en dos grandes grupos: linfomas de Hodgkin (LH) y linfomas no Hodgkin (LNH). El LH supone el 10% de todos los linfomas.

    Por su parte, y según datos del Global Cancer Observatory (GLOBOCAN), los LNH representan un 2,9% de todos los cánceres en España, lo que supone 7.800 nuevos casos por año.

    Según datos del Grupo Español de Linfomas y Trasplantes de Médula Ósea (GELTAMO), los LNH indolentes representan la tercera parte de los LNH, con lo que se estima que se pueden dar 2.600 nuevos casos por año. Se consideran “indolentes” o de “bajo grado de malignidad” porque presentan un curso clínico poco agresivo.

    La incidencia se estima en 2.600 nuevos casos anuales

    «Aunque con características comunes, existen muchos tipos de linfomas indolentes, biológica y clínicamente distintos entre sí, de los cuales el más frecuente es el linfoma folicular”, explica Armando López Guillermo, hematólogo del Hospital Clínic (Barcelona) y vicepresidente de GELTAMO. Su diagnóstico se sigue basando en la biopsia ganglionar o de otro tejido. “Los estudios genéticos, particularmente del perfil mutacional, han sido ampliamente desarrollados, aunque aún no son aplicables en la práctica clínica”, señala López Guillermo.

    El pronóstico en este tipo de linfomas, globalmente es favorable, con una mediana de supervivencia que alcanza los 20 años en los pacientes con linfoma folicular. “Sin embargo, la mayoría de estos linfomas siguen siendo incurables, en el sentido de que siempre existe riesgo de recaída”, señala el experto. Con respecto a su tratamiento, este se basa en la inmuno-quimioterapia, con la que se obtienen resultados bastante satisfactorios.

    Un futuro esperanzador

    “En los últimos años se han llevado a cabo numerosas investigaciones con nuevos fármacos, entre ellos, anticuerpos monoclonales, fármacos inmuno-moduladores y moléculas pequeñas con efecto diana, de manera que parece realista pensar que, a corto plazo, dispondremos de tratamientos muy eficaces que no impliquen quimioterapia”, asegura Armando López Guillermo.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *