• Faltan humildad y humanidad

    El Autor

    Francisco Núñez

    Presidente del PP en Castilla-La Mancha

    El Partido Popular de CLM, desde que empezó la crisis del coronavirus, no ha permanecido de brazos cruzados. Ha estado trabajando a diario para recoger todas las necesidades de los castellano manchegos, principalmente del sector sanitario y también del socio sanitario, así como de otros sectores.

    PP coronavirus

    Se nos ofreció participar en una comisión de partidos políticos y gobierno y, en las dos únicas ocasiones en las que se nos ha convocado, hemos estado participando activamente con propuestas e ideas que, lamentablemente, a la mayoría no se ha hecho caso.

    Le he dicho al presidente Page, que, de ser necesario, el PP apoyará cualquier modificación legislativa que sea imprescindible para combatir la pandemia. Y eso implica votar a favor en las Cortes cualquier medida que sea buena para luchar contra la pandemia y que requiera ser votada en el Parlamento de CLM.

    No es alarmismo, la situación es grave

    La situación de la crisis en nuestra región es muy grave. Esto no es alarmismo, porque bastante alarmados están los castellano manchegos que están confinados en sus casas y los sanitarios que trabajan día a día combatiendo la pandemia.

    Y qué decir de los familiares de los infectados, los más graves porque no saben si podrán ser atendidos con todas las garantías y los más leves porque no saben si pasado los primeros días, el contagio no derivará en un agravamiento de la enfermedad.

    Mi disposición es la de construir

    Mi postura hoy no es la de hacer crítica al Gobierno. Mi posición es la de un responsable político que, legítimamente, viene a reprochar a los miembros del ejecutivo la tardanza en poner en marcha medidas o en comprar material. Mi disposición es la de construir, pero hemos de hacerlo desde la verdad. Desde la asunción plena de la gravedad de nuestra situación.

    Por eso el Gobierno no puede mandar mensajes contradictorios. No se puede decir que “hay gente que reclama EPIs sin necesitarlos», como declaró la directora gerente del Sescam, Regina Leal, quien insistió en que «tenemos equipos (de protección individual) suficientes si los utilizamos bien».

    Y el mismo día, el presidente García Page decía que el envío de material de protección sanitario para la región es «la principal necesidad» que tiene la comunidad autónoma en este momento. Eso no se puede hacer.

    Porque la verdad es que han faltado y faltan equipos de protección individual (EPIs), mascarillas y respiradores casi desde el primer día.

    Tuve oportunidad de trasladárselo al presidente Page el pasado domingo. Y le pedí también que se hicieran test rápidos y masivos.

    Los datos no concuerdan

    Los datos que nos dan los médicos y los profesionales de la Sanidad no son los que se dan con carácter oficial:

    Hay un desabastecimiento generalizado de equipos de protección individual (Epi’s) en la región. Tanto en la atención primaria, como en hospitalaria, así como para los profesionales que realizan el transporte terrestre de ambulancias. Hoy mismo se publicaba una noticia diciendo que los conductores son obligados a trabajar con fiebre.

    Hay profesionales de la sanidad que están solicitando en sus redes sociales, a empresas y a particulares, la cesión de guantes y mascarillas, por las carencias existentes.

    Igualmente, para el personal adscrito a Servicios Sociales: residencias de mayores, ayuda a domicilio, viviendas tuteladas…, en todos los servicios de atención a la dependencia, se detectan necesidades de epi’s.

    Las pruebas

    Siguen sin realizarse las pruebas a las personas que llaman al teléfono existente, si no que se les indica que no se muevan de casa, pero, aunque refieran tener la sintomatología, no son objeto de realización del test.

    Los profesionales manifiestan falta de coordinación en muchos centros de la región y, de igual manera, están preocupados por los constantes cambios de protocolo a aplicar.

    Faltan respiradores

    Hay muchas quejas de falta de respiradores para enfermos. Nos cuentas que se están teniendo que utilizar algunos que se habían declarado en desuso.

    Sigue habiendo un desamparo de las residencias geriátricas. No se les ofrecen soluciones.

    Pero lo peor de todo es que ha habido mucha falta de humildad y de humanidad. Hoy mismo se ha faltado al respeto a los profesionales. El máximo responsable de gestionar la crisis en esta región, el presidente Page, ha insultado a las enfermeras diciendo que, en vez de grabar videos lo que tienen que hacer es trabajar. Ya insultó a la comunidad educativa, profesores, padres y alumnos diciendo que querían estar 15 días de vacaciones.

    Han muerto 316 personas ya en Castilla-La Mancha y el número de infectados oficial es de 3.383, muchos de ellos del ámbito sanitario. No se puede hacer demagogia y no se puede mentir con este panorama. Hay que ser comprensivo con el personal sanitario y tener un poco de humanidad.

    La situación es desoladora

    La situación en todos los hospitales es desoladora. Y nunca se podrá entender cómo es posible que en 24 horas en Madrid hayan sido capaces de habilitar pabellones de una feria y construir un hospital y aquí tengamos uno nuevo, en Toledo, equipado ya con muchos servicios, y permanezca cerrado.

    Y también ha faltado humildad y capacidad de gestión para canalizar la ayuda de empresarios, asociaciones, y personas que, a título individual, tratan de ayudar haciendo y consiguiendo mascarillas o batas y que se ven con la negativa del Gobierno a recibir esta ayuda. Y ha faltado también humildad para utilizar laboratorios de la Universidad para hacer más test y hacerlos más rápidamente.

    No quiero finalizar este artículo sin dejar de agradecer de nuevo el enorme esfuerzo personal y profesional que todos los trabajadores de la sanidad y de los servicios sociales.

    Hoy más que nunca merecen nuestro aplauso, reconocimiento y felicitación por la manera en la que están respondiendo a la pandemia demostrando su gran profesionalidad.

    Arriesgar la salud

    Sé que en muchos casos están poniendo en riesgo su salud, que les está costando un esfuerzo personal y familiar inhumano. Me consta que jamás hemos visto una dedicación tan absoluta, en muchas ocasiones con falta de medios, como la que están desarrollando.

    No solo ellos, sino los trabajadores de otros sectores que luchan a diario contra la crisis: fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, trasportistas, trabajadores de supermercados, agricultores y ganaderos, farmacéuticos, pequeños comerciantes y dependientes de tiendas de alimentación, funcionarios, docentes y a todos los castellano manchegos que están recluidos en sus casas.

    Les quiero decir a todos ellos que gracias por su esfuerzo y dedicación. Por su responsabilidad. Por su trabajo y por su comprensión. Yo, por mi parte, les puedo asegurar que aquí estoy para lo que les haga falta y que aquí me tienen para lo que les pueda ayudar.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *