• El Ayuntamiento de Albacete reprueba a García-Page

    El Ayuntamiento de Albacete, gobernado por Ciudadanos y PSOE, ha aprobado hoy, en pleno municipal, una moción del PP para reprobar la actitud del presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page. Esta reprobación, que ha contado con el apoyo de PP, Ciudadanos y Vox, tiene como base, entre otras declaraciones, las que hizo el presidente en mayo en las Cortes de Castilla-La Mancha. Asimismo, la moción insiste en su apoyo al personal sanitario y deja claro que en Albacete faltaron respiradores y material de protección o que no se actuó como se debería en las residencias de ancianos.

    La moción apoya al personal sanitario y reconoce que faltaron respiradores o que no se actuó bien en las residencias

    Ciudadanos y Vox apoyan una moción del PP contra las declaraciones del presidente

    En el PSOE subrayan que están «muy orgullosos del trabajo que ha hecho el Gobierno regional»

    Unidas Podemos alega que el PP no defendió la sanidad pública en la etapa de Cospedal

    La moción ha contado con el apoyo de los votos de Ciudadanos, del PP y de la concejal de Vox, pero con el voto en contra del PSOE y también de Unidas Podemos, que ha justificado la decisión en que el PP no defendió la sanidad pública, recordando los recortes de la época de María Dolores Cospedal como presidenta de la Junta.

    Por su parte, Francisco Navarro, el concejal del PP que ha expuesto la moción; y las portavoces de Ciudadanos y Vox, Laura Avellaneda y Rosario Velasco, han lamentado la actitud de García-Page. Han recordado declaraciones como «que ya se contarán los muertos». De hecho, la portavoz de Vox ha considerado «obscena» la defensa que el vicealcalde Emilio Sáez había hecho «de su jefe», lo que ha enfadado al representante del PSOE, que ha afirmado que ellos están «muy orgullosos del trabajo que ha hecho el Gobierno regional» y ha vuelto a culpar a la «estampida de madrileños» de la alta incidencia del COVID-19 en Albacete.

    Francisco Navarro ha indicado que el presidente de Castilla-La Mancha faltó al respeto de los profesionales sanitarios, a los que ha acusado de tratar de enfrentar en Albacete, y ha indicado que por ello debía ser reprobado por el Ayuntamiento de Albacete, como así ha ocurrido.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *