• Castilla-La Mancha ultima tres bancos de leche materna

    Ubicados en los hospitales de Albacete, Ciudad Real y Toledo, el Sescam aprueba la inversión para su puesta en marcha

    En España hay dieciséis bancos de leche materna repartidos por toda la geografía, pero en Castilla-La Mancha no hay ninguno, de ahí que, después de que lo aprobaran las Cortes, el Servicio de Salud (Sescam) esté dando los pasos para su puesta en marcha en hospitales de Albacete, Ciudad Real y Toledo. La inversión inicial supera los 325.000 euros del año 2022 al 2025.

    bancos leche castilla-la mancha

    Confirmada la inversión de más de 325.000 euros, tres hospitales públicos de Castilla-La Mancha, los de Albacete, Toledo y Ciudad Real, tendrán bancos de leche materna que gestionarán sus servicios de Pediatría. Y es que el objetivo de estos recursos es garantizar el alimento a los niños prematuros.

    Así, la Asociación Española de Bancos de Leche materna explica para qué tienen estos recursos los hospitales. Los bancos de leche no se limitan a almacenar. Se trata de centros especializados responsables de la promoción y apoyo a la lactancia materna. Aquí, la leche humana, donada por madres seleccionadas, se recibe, procesa, analiza, almacena y posteriormente distribuye a los centros hospitalarios. Con esta fórmula, los destinatarios son recién nacidos hospitalizados que no pueden recibir leche de su propia madre.

    En el siglo XX, la mayoría de los hospitales o bien tenían bancos de leche o gestionaban las donaciones, pero, en la década de los ochenta, la aparición del sida y la constatación del paso del virus VIH a través de la leche, supuso un freno muy importante.

    Como ocurre con la sangre, en España la donación de leche materna se realiza siempre de forma voluntaria y altruista. Los profesionales del banco, como ocurrirá con los de Castilla-La Mancha, proporcionarán a las donantes todo el material necesario para la higiene, extracción, conservación y entrega de la leche.

    Requisitos para donar leche materna

    Para poder donar leche, es suficiente con cumplir unas condiciones básicas: tener la lactancia correctamente establecida, y presentar buena salud y hábitos de vida saludables.

    También pueden ser donantes mujeres cuyos hijos están ingresados en las Unidades de Neonatología, y que tienen más leche de la que sus hijos necesitan.

    Para ser donante, basta con responder a un breve cuestionario médico y realizar un análisis de sangre, con el objetivo de asegurar el buen estado de salud de la donante y descartar enfermedades transmisibles como VIH, hepatitis o sífilis.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *