• Sello de calidad para Endocrinología

    El control de la diabetes tipo 1 le ha valido al Servicio de Endocrinología del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete para conseguir un reconocimiento a la calidad que sólo tienen centros de Madrid y Barcelona. Y es que detrás del Programa Educativo de Bombas de Insulina y Sensores de Glucosa, que ha valorado DNV.GL, hay ocho años de trabajo de un servicio que se ha formado para formar a sus pacientes.

    calidad endocrinología diabetes
    El Dr Botella, tercero por la derecha, junto a parte de su equipo.

    Detrás del «Programa Educativo de Bombas de Insulina y Sensores de Glucosa» hay ocho años de trabajo

    Hay que tener en cuenta que la diabetes tipo 1 es uno de los grandes caballos de batalla del Servicio de Endocrinología. Las bombas de insulina y los sensores de glucosa permiten minimizar los pinchazos de control, mejorando la calidad de vida del paciente que, por ejemplo, reduce el riesgo de sufrir una hipoglucemia mientras duerme y, por tanto, la necesidad de levantarse de la cama para los controles nocturnos.

    Pero esta alta tecnología para el control de la diabetes implica un personal sanitario, sobre todo de enfermería, altamente formado y capaz de trasladar sus conocimientos al paciente. Por este motivo, el Servicio de Endocrinología y Nutrición, que dirige el Dr Francisco Botella, decidió ponerse manos a la obra hace ocho años. Y, desde hace dos, ha trabajado en preparar la documentación y los protocolos para conseguir el reconocimiento de esa calidad en el trato a sus pacientes diabéticos.

    En este contexto, médicos especialistas y enfermeras han viajado a Madrid y Barcelona para formarse de la mano de expertos del Hospital Clínic y de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, lo que ha permitido que 112 pacientes con diabetes tipo 1 se beneficien de la alta tecnología en el control de su enfermedad.

    Diabetes tipo 1

    Y es que el control es la clave de una patología, en la actualidad, incurable. En la diabetes tipo 1, el sistema inmunitario ataca y destruye las células encargadas de fabricar insulina. No se puede prevenir ni predecir su aparición y, una vez que se diagnostica, requiere un tratamiento de por vida con insulina para controlar la concentración de azúcar en sangre. 

    Esta diabetes no se puede curar, pero sí minimizar sus síntomas y prevenir posibles problemas de salud futuros, de ahí la importancia de controlar los niveles de glucosa, realizar actividad física, llevar una dieta sana y equilibrada y seguir las pautas de insulina prescrita por el facultativo. 

    Hemeroteca:

    La lucha contra la diabetes de tres enfermeras

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!