• Estado emocional en el embarazo y posparto

    El Autor

    Rocío Juncos Carcelén
    Psicóloga de Lassus

    Cuando una mujer desea tener un hijo, que le confirmen que está embarazada es una gran noticia. En ese momento no puedes pensar en otra cosa, estás ilusionada, feliz. Comienzas a recorrer un camino muy emocionante esperando la llegada de ese bebé. 

    posparto

    Tendemos a pensar que ese camino es todo felicidad y bienestar, pero la realidad es otra. Como he dicho, ese camino es muy emocionante, pero con emociones muy diversas. Unas veces te sientes muy alegre, otras veces sientes mucho miedo.

    Unas veces te sientes muy ilusionada, otras veces puede que te sientas muy agobiada

    No te sientas culpable por sentir esas emociones porque es algo completamente normal. Nos enfrentamos a algo, que aunque sea muy deseado, es algo nuevo, algo que nos va a cambiar en muchos sentidos la vida y puede que te surjan preocupaciones como “¿Seré buena madre?”, “¿Sabré qué hacer cuando llora mi hijo?”, “¿Qué pasa si no le doy bien el pecho?”… Un sinfín de dudas que en ciertos momentos se apoderan de nosotras y nos hacen sentir mal, además, nuestras hormonas han entrado en juego y tienen mucho que decir.

    Es verdad que los niños no vienen con libro de instrucciones, pero todo es intuición, paciencia y aprendizaje

    Pero no te preocupes, ¡ya verás cómo sales de esta! Es verdad que los niños no vienen con libro de instrucciones, pero todo es intuición, paciencia y aprendizaje. Por cierto, no te olvides de pedir ayuda cuando lo necesites. 

    Cuando llega el tan esperado momento y por fin conocemos a nuestro bebé volvemos a caer en la trampa de pensar que debería sentirme alegre y feliz, pero puede que haya momentos en los que no sea así. Hay momentos en los que te sientes sin energía, agotada, que solo tienes ganas de llorar, que te ves incapaz de cuidar de tu hijo e incluso piensas que por qué habrás tenido un hijo.

    El 80% de las madres sufren esta tristeza tras el parto, también llamada “baby-blues”

    El 80% de las madres sufren esta tristeza tras el parto, también llamada “baby-blues”; suele desaparecer a las 2 semanas y está relacionada con los cambios hormonales que sufrimos en el embarazo. La tristeza posparto no es lo mismo que la depresión posparto, que explicaré más adelante, que afecta al 15% de las madres. 

    ¿Qué puedes hacer si sufres  “baby-blues”?  

    – Descansa: Es importante que después de un esfuerzo tan grande, te tomes tu tiempo para descansar. Aprovecha los momentos en los que el bebé duerme, ya habrá tiempo de ordenar la casa, y, si está desordenada, ¿qué pasa? 

    – Piensa que no pasa nada si no sabes hacer algo, como he dicho, es algo nuevo. Pregunta dudas, pide ayuda… Y si te equivocas, ¿qué pasa? 

    – Si tienes problemas con la lactancia, no te agobies. Sería ideal que antes de dar a luz te informaras muy bien sobre este tema para conocer posturas, qué hacer si salen grietas, qué hacer si el niño no se engancha bien… Pero si no lo has hecho con antelación, hazlo ahora. De nuevo, pregunta dudas y pide ayuda. Y si al final hay que darle biberón al niño (a riesgo de que mucha gente me crucifique….) ¿Qué pasa? 

    El 15% de las mujeres que acaban de ser madres, sufre depresión posparto

    – No te preocupes por tu físico, has tenido un hijo y tu cuerpo ha cambiado mucho. Antes o después todo vuelve a su ser. Es recomendable comenzar a hacer algo de ejercicio físico cuando el médico nos dé el visto bueno. 

    – Apóyate en tu pareja, habla con él, seguro que también tiene mucho que decir. Rodéate de tus seres queridos y diles también cuándo necesitas estar sola. 

    – Y, sobre todo, disfruta mucho de tu bebé.  

    Desgraciadamente, a pesar de que vivimos en un país donde el cuidado de la embarazada ha avanzado mucho, todavía no se tienen en cuenta ni se cuidan las necesidades emocionales de las mujeres embarazadas o que acaban de ser madres. 

    Como decía antes, el 15% de las mujeres que acaban de ser madres, sufre depresión posparto. 

    La depresión posparto es un serio trastorno emocional, que puede desarrollarse durante el embarazo o en el posparto. La depresión posparto no tiene una sola causa, sino que es consecuencia de una combinación de factores físicos y emocionales. Después de dar a luz, los niveles de hormonas (estrógeno y progesterona) en las mujeres bajan rápidamente. Esto genera alteraciones químicas en el cerebro que pueden provocar cambios en el estado de ánimo.  

    Una madre que sufre este trastorno se siente triste, con ansiedad, miedo, cansada, sola… muchas veces no se ve capaz de cuidar de sí misma y mucho menos, de su bebé. 

    Los síntomas de la depresión posparto son: 

    • Ansiedad, nerviosismo e inquietud . 
    • Malhumor, irritabilidad, furia y enfado . 
    • Dormir mucho o poco, incluso no poder dormir cuando el bebé duerme. 
    • Dificultad para concentrarse, tomar decisiones y recordar. 
    • Pérdida de interés en actividades que antes eran gratificantes. 
    • Molestias físicas y dolores, de cabeza, de estómago. 
    • Aumento o pérdida de peso. 
    • Aislarse de amigos y familiares. 
    • Dificultades para retomar la actividad sexual 
    • Problemas para crear un vínculo afectivo con el bebé. 
    • Miedos y dudas sobre la capacidad para cuidar al bebé. 
    • Enfrentamientos o distanciamiento con la pareja. 
    • Pensar en hacerse daño a una misma o al bebé. 

    Existen una serie de factores que pueden predisponer a una mujer a padecer depresión posparto. Estos factores predisponentes son: 

    • Poseer ciertos rasgos de personalidad como tendencia a la preocupación, inseguridad, miedo, perfeccionismo… 
    • Predisposición a tener dificultades emocionales: ansiedad, culpa… 
    • Cualquier suceso estresante que ocurra durante el embarazo o en el posparto (enfermedad o fallecimiento de un familiar, pérdida de empleo, conflictos con la pareja o con la familia o amigos…). 
    • Complicaciones médicas durante el parto o en el posparto, parto prematuro o bebé que nace con problemas médicos. 
    • No sentir que tenemos apoyo en nuestro entorno, pareja, familia, amigos. 
    • Haber tenido síntomas de depresión en un embarazo anterior. 

    Si padeces estos síntomas y además son graves y demasiado intensos, pide ayuda ya a un profesional para recibir tratamiento cuanto antes.  

    ¿Qué pueden hacer las personas cercanas a una mujer que padece depresión posparto? 

    Seguramente las personas allegadas sean las primeras en darse cuenta de los síntomas de depresión de la mujer que acaba de ser mamá. Es importante que la animen a pedir ayuda a un profesional, darle todo el apoyo emocional que puedan y ayudarla con las tareas diarias de la casa y cuidado del bebé. 

    Os invitamos a la charla “El estado emocional en el embarazo y posparto” que tendrá lugar el día  21 de Febrero a las 19.00h en el Centro Sociocultural El Ensanche.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!