• Catorce farmacias de la región cierran por contagio

    Los farmacéuticos están en la primera línea del coronavirus y tanto o más desprotegidos que el resto de los profesionales sanitarios, tanto es así que catorce farmacias de Castilla-La Mancha han tenido que cerrar porque sus responsables se han contagiado. Así lo ha confirmado a Diario Sanitario Francisco Izquierdo Barba, presidente del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha (COFCAM), quien ha lamentado la muerte de compañeros por el COVID-19. Y es que si bien se pactó con la Administración que los farmacéuticos entrarían en el reparto de material de protección, sólo han recibido una mascarilla por persona.

    farmacias coronavirus Castilla-La Mancha
    Imagen de archivo.

    Los colegios reivindican material de protección

    Sólo han recibido una mascarilla por persona

    Francisco Izquierdo Barba.

    «Que no nos olviden, que nos protejan»

    «La farmacia está y quiere estar en la primera línea». Así lo ha afirmado Izquierdo Barba, quien ha insistido en que los farmacéuticos de Castilla-La Mancha, como los del resto de España, se han situado en esta crisis «en el lado de las soluciones». No obstante, ha insistido en la necesidad de que el Gobierno de Castilla-La Mancha también los proteja. Y es que ya hay catorce farmacias, repartidas por toda la región, cerradas por el contagio de sus responsables.

    En este contexto, de falta de recursos, cada farmacia se ha protegido como ha podido. Además, se ha llegado a un acuerdo con Cruz Roja para que las personas enfermas o mayores puedan recibir la medicación en su domicilio. Quien no pueda desplazarse hasta su farmacia, sólo tiene que llamar por teléfono. Será su boticario quien se ponga en contacto con Cruz Roja y le haga llegar la medicación. Asimismo, los médicos de Atención Primaria están activando los tratamientos sin necesidad de que el paciente se desplace al centro de salud.

    «Que no nos olviden, que nos protejan», insiste el presidente regional de los farmacéuticos ante el anuncio por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha de la llegada de millones en material de protección.

    Cabe recordar que el 2 de abril la Consejería de Sanidad anunciaba que había repartido más de 5,6 millones de artículos de protección, cerca de 193.600 mascarillas, de las que más de 54.000 son de alta protección, 1.300 monos impermeables, 1.300 batas de aislamiento impermeable, 6.000 gorros, 3.700 pantallas, 1.800 gafas, 476.100 guantes, así como 1.338  envases de solución hidroalcohólica y 1.350 de lejía.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *