• Hemodiálisis sin salir de casa

    Para más de 500 pacientes de Castilla-La Mancha, la hemodiálisis, si no es domiciliaria, implica horas de carretera y tratamiento. Significa que una máquina tiene que suplir las funciones de sus malogrados riñones para sobrevivir. Por este motivo, en las últimas jornadas celebradas en Albacete se hizo hincapié en los tratamientos en casa. Ahora, el servicio de Nefrología del Hospital Universitario de Guadalajara acaba de formar al primer paciente de hemodiálisis domiciliaria.

    hemodiálisis domiciliaria

    «Facilita la conciliación de la terapia con la vida personal»

    Y es que potenciar la hemodiálisis domiciliaria es una prioridad para el servicio de Nefrología por las ventajas que supone frente a la diálisis convencional que se aplica en el Hospital o en centros de diálisis, terapias que implican un gran impacto en la autonomía y calidad de vida de los pacientes que precisan tratamiento renal sustitutivo. 

    Este tipo de tratamiento evita desplazamientos y “facilita la conciliación de la terapia con la vida personal y familiar del paciente al tiempo que permite una vida más activa”, ha destacado el jefe de Nefrología de Guadalajara, Gabriel de Arriba.

    Otra ventaja es una mejor tolerancia al tratamiento, lo que repercute en la mejoría del paciente y una menor necesidad de medicación. Finalmente, aporta seguridad porque reduce el riesgo de infecciones que puede haber durante los traslados y la estancia hospitalaria.

    El adecuado entrenamiento del paciente y su implicación y la de sus familiares en la terapia son claves para su éxito. El personal de enfermería del servicio de Nefrología se encarga de la formación, que se prolonga durante al menos cuatro semanas para mostrar el montaje y manejo del equipo de diálisis y la manipulación de los accesos venosos, sin olvidar aspectos relacionados con la seguridad o cómo actuar en caso de incidencias durante el tratamiento.

    “Esta terapia se tolera mejor que la convencional»

    “Esta terapia se tolera mejor que la convencional y no es habitual que surjan incidencias, pero instruimos a los pacientes y a sus familiares para que sepan cómo actuar en estos casos”, ha señalado la enfermera Susana Rosa.

    hemodiálisis domiciliaria

    “El paciente se siente menos agotado»

    Por otra parte, “el paciente se siente menos agotado al acabar el tratamiento, lo que le facilita seguir su vida personal y familiar e incluso viajar, al tratarse de un equipo portátil”, ha añadido la enfermera Alicia Peña, por lo que contribuye a evitar “la sensación característica de sentirse enfermo, que aqueja a muchos pacientes renales”.

    También en vacaciones

    Los equipos para diálisis domiciliaria son portátiles y esto posibilita la diálisis en el domicilio o en el destino vacacional. El paciente dispone además de continuo asesoramiento por parte del personal de enfermería.

    En Guadalajara hay actualmente 273 pacientes en tratamiento renal sustitutivo, de los que 127 precisan hemodiálisis o diálisis peritoneal.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *