• Campaña para que la mascarilla no acabe en la naturaleza

    Una mascarilla higiénica es una amenaza para naturaleza, ya que. en el medio ambiente, puede tardar en degradarse entre 300 y 400 años. Para proteger a la fauna y la flora, el Ministerio de Transición Ecológica inicia una campaña a la que se han sumado diputaciones como la de Albacete, que invita a sus 87 ayuntamientos.

    Una mascarilla tarda más de 300 años en degradarse

    mascarilla naturaleza

    Promover el uso responsable de las mascarillas y sensibilizar a la población sobre los efectos de su abandono en entornos naturales son los objetivos con los que la Diputación de Albacete se ha sumado a la campaña ‘Recuerdos inolvidables. La mascarilla es para ti, no para la naturaleza’, promovida por el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico y por el de Consumo con la colaboración de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

    De hecho, una mascarilla higiénica común abandonada en el medio ambiente puede tardar en degradarse entre 300 y 400 años y durante ese proceso puede afectar a la fauna y a la flora de la zona, incluso al agua y a los suelos. Sin olvidar que existe una alta probabilidad de que termine en el mar, uniéndose a las más de ocho millones de toneladas de residuos de plástico que se vierten anualmente a los océanos.

    «Debemos aunar esfuerzos»

    «Debemos aunar esfuerzos y hacer llegar un mensaje claro a la ciudadanía para evitar que unos recursos de protección vitales, como son las mascarillas, se puedan convertir en un perjuicio irreversible para nuestro planeta», ha apuntado la vicepresidenta de la Diputación y responsable del área de Medio Ambiente, Amparo Torres, quien ha animado a todos los Ayuntamientos de la provincia a sumarse a esta campaña «para preservar nuestro rico patrimonio natural libre de estos residuos en particular y de cualquier otro en general, porque proteger nuestro entorno es el único camino posible hacia un futuro digno para esta tierra».

    Las mascarillas y demás residuos asociados a la protección frente a la COVID-19, al contenedor gris

    El uso de la mascarilla es indispensable para poder hacer frente la crisis sanitaria provocada por el coronavirus y, en el caso de Castilla-La Mancha, obligatorio. Y es importante recordar que su utilización debe estar acompañada de otras medidas de higiene, cuya efectividad está garantizada, como es el lavado frecuente de manos y evitar el contacto de éstas con la cara, así como la distancia social.

    En este punto, la responsable de la institución provincial ha insistido en que la utilización de estos protectores no puede agravar un problema previo existente que afecta a los entornos naturales a escala global y que se traduce en un abandono indiscriminado de residuos que están dañando nuestro planeta.

    «Consumo responsable»

    De hecho, en la campaña se recomienda un «consumo responsable» apelando directamente a la utilización de mascarillas reutilizables (de especificación UNE 0065) frente a otras de un solo uso. Asimismo, se recuerda que el contenedor gris es el destino de todos los residuos asociados a la protección frente a la COVID-19, incluidas las mascarillas. Si nos encontramos en casa debemos depositarlos en la fracción resto de nuestros domicilios o en papeleras si estamos en la calle.

    Hemeroteca:

    Los médicos desaconsejan el uso de guantes

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *