• Neumología reclama más cuidados paliativos

    Los expertos de la salud han desarrollado recomendaciones para que el final de la vida de los pacientes respiratorios reciba precozmente cuidados paliativos. Varios estudios internacionales señalan que la detección temprana de estas necesidades procura una mejora de los síntomas y de la calidad de vida. También ayuda el manejo multidimensional de estos pacientes.

    En España no había estudios específicos sobre esta cuestión. Por ello, un equipo médico realizó una investigación liderada por la doctora Eva Tabernero Huguet, del Hospital de Cruces de Barakaldo y miembro de SEPAR. El objetivo de este trabajo, cuyos hallazgos fueron publicados en la revista Archivos de Bronconeumología, fue descubrir la prevalencia de los pacientes con necesidades paliativas en una unidad de hospitalización de Neumología.

    Asimismo, se propusieron analizar la tasa de mortalidad en estos enfermos. Y hacerlo en los siguientes doce meses después del ingreso, para ver cuáles eran los factores asociados a su fallecimiento.

    El primer paso que los especialistas dieron fue identificar en los 363 pacientes analizados la necesidad de aplicar cuidados paliativos. Para ello utilizaron la herramienta denominada NECPAL (Necesidades Paliativas). Esta es una evaluación cuantitativa y cualitativa, que combina múltiples factores, como la percepción del profesional. También la demanda del paciente o sus familiares sobre este tipo de tratamiento, y los factores objetivos de gravedad y progresión de la enfermedad.

    Alta prevalencia

    Entre los datos más relevantes que este estudio arrojó fue que uno de cada cuatro pacientes agudos requería cuidados paliativos. Al respecto, Tabernero apunta: “Los pacientes que en un mayor número requirieron cuidados paliativosfueron aquellos diagnosticados con la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y las patologías oncológicas”.

    En cuanto a los índices de mortalidad, el estudio apunta a que los pacientes que requieren cuidados paliativos es muy alta, cerca de un 60%.

    Además, el análisis estadístico registra que la solicitud de los cuidados paliativos por parte del mismo paciente o sus familiares, así como la presencia de indicadores de progresión de la enfermedad respiratoria son predictores de mortalidad.

    «Es muy importante que los profesionales estemos formados»


    “Es importante reconocer, señala la Dra. Tabernero, que al inicio del estudio un reducido número de pacientes se había identificado como candidato a recibir cuidados paliativos». Así indica que «es muy importante que los profesionales estemos formados y utilicemos las herramientas a nuestro alcance para detectarlos».

    También «que existan en los hospitales y centros de atención primaria recursos para ello. Y ve relevante afirmar que los cuidados paliativos no son excluyentes. «Es decir, el paciente debe continuar con sus tratamientos de la misma manera, para que pueda recibir una atención integral y en todas las dimensiones».

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *