• Precariedad laboral para los técnicos de Enfermería

    El Autor

    María Dolores Martínez

    Técnico en Cuidados de Enfermería. Secretaria general de SAE

    Precariedad laboral es la situación en la que viven los trabajadores que, por razones diversas, sufren procesos que conllevan inseguridad, incertidumbre y falta de garantía en las condiciones de trabajo, más allá del límite considerado normal, y que no garantiza unas condiciones dignas de vida.

    precariedad técnicos Enfermería
    Imagen de archivo de la campaña «Sin nosotros no late«

    Entre las causas que producen esta precariedad tenemos: temporalidad de los contratos, trabajo a tiempo parcial, con lo que disminuye la remuneración o, por el contrario, horas excesivas (sin abono de las mismas) y retribuciones insuficientes para poder cubrir las necesidades de una persona autónoma o independiente.

    Sector privado

    En el sector privado, la precariedad es muy alta y cada vez se abusa más de la contratación y de la rotación temporal. En cuanto a la retribución base, y a raíz de la subida del salario mínimo interprofesional, los sueldos se han congelados por lo que son bajos o insuficientes para poder cubrir las necesidades básicas.

    Sector público

    Por otro lado, en el sector público, la precariedad es cada vez mayor. En 2018 era el quinto sector con más precariedad en España y aunque algunas Comunidades Autónomas (Madrid o Andalucía), tras ser apercibidas por los tribunales europeos, han reducido la temporalidad de los contratos, y se realizan más contratos interinos, en la mayoría de comunidades se siguen ofertando contratos temporales para cubrir plazas que han quedado vacantes. Se realizan muchos contratos de muy corta duración que apenas se traducen en empleo, existiendo contratos por días sueltos, o contratos de jornadas de dos, tres horas diarias, lo que hace que el trabajador no tenga estabilidad alguna.

    Existen contratos por días sueltos y de jornadas de dos horas

    Para los Técnicos de Enfermería la retribución base es tan baja que, en ocasiones no llega al salario mínimo interprofesional y aunque esta diferencia se subsana con otros complementos salariales, muchos profesionales no llegan a tener sueldos dignos, a veces ni mileuristas.

    Además, hay otros conceptos que definen la precariedad laboral. Así, es precariedad cuando el empleador pone trabas a la promoción interna de sus trabajadores, o impide y dificulta la formación, o no reconoce el trabajo realizado o, simplemente, no respeta lo pactado en un convenio colectivo o lo que estipula una ley.

    Transferencias sanitarias

    La existencia de 17 servicios de salud más INGESA, aumenta las desigualdades y genera un considerable malestar entre los trabajadores. Las competencias sanitarias transferidas han generado diferentes acuerdos en materia retributiva, en carrera profesional, complementos e incluso en requisitos distintos para el desarrollo de los procesos de ofertas públicas de empleo exigiendo un determinado nivel de conocimiento de la lengua cooficial que puede llegar a ser discriminatorio para otros trabajadores.

    La precariedad laboral de los Técnicos en Cuidados de Enfermería es evidente en distintos ámbitos:

    1. Formativo: España es un país de contraste y contradicciones, sobre todo por parte de últimos gobiernos. Por un lado, predican el fomento de la Formación Profesional, pero por otro a los Técnicos de Enfermería nos vapulean en aras de mantener sus sillones y no complicar sus mandatos en detrimento de las arcas públicas y los usuarios. La titulación de TCAE es la única estancada que no ha sufrido revisión desde el año 1995, la que tiene menos horas lectivas y el nivel 2 de cualificación, a pesar de que se forma a profesionales que desarrollarán su actividad laboral a pie de cama con seres humanos enfermos que requieren de profesionales adecuadamente formados y con la suficiente autonomía y competencias que da el nivel 3 de cualificación. Es vergonzoso, con todo respeto, que haya titulaciones como la Tanatopraxia, para trabajar con cadáveres, que sean de nivel 3 y la de TCAE sea de nivel 2.
    2. Legal: los Técnicos Medios y Técnicos Superiores sufrimos una situación que se alarga desde 2007 con la publicación del Estatuto Básico del Empleado Público que, transitoriamente, nos dejaba en un grupo de clasificación inferior al que nos corresponde por la titulación que se nos exige para el acceso al puesto de trabajo, lo que supone una merma mensual importante de retribuciones, teniendo en cuenta que los salarios son bajos.

    Esto es precariedad laboral rotunda y absoluta.

    1. Social o profesional: Es esta, quizá, lo que más desmotiva a los TE. Es precariedad que unos profesionales que se han formado adecuadamente tengan limitadas sus funciones porque los responsables sanitarios se nieguen a actualizarlas, manteniendo en vigor un absurdo estatuto preconstitucional del año 73, año en el que aún ni siquiera existía formación reglada de la FP para esta titulación. Situación que además genera mucho conflicto con otros estamentos en cuanto a la autonomía y competencia a la hora de la praxis diaria.
    2. Por ratios: Es una realidad el progresivo y alarmante envejecimiento de la población ingresada en los hospitales, cada más más longeva y con muchas más necesidades fundamentales asistenciales que deben realizar los TE. Sin embargo, las ratios se establecen conforme a criterios como, por ejemplo, la especialidad del servicio o planta y no a la realidad que podemos encontrarnos con normalidad como, por ejemplo, que en una planta de obstetricia se ingrese a ancianos con pluripatologías crónicas que conllevan gran carga asistencial para el precario número de TE asignados, según las ratios “oficiales” establecidas para obstetricia.

    En definitiva, en la sanidad española, ya sea pública o privada existe precariedad laboral en el sentido más amplio. Para reducirla, es urgente el cumplimiento de las leyes que reconozcan la situación legal y formativa de los Técnicos de Enfermería, la convocatoria y agilidad en las ofertas de empleo público y mayor eficacia y eficiencia en las mismas.

    También le puede interesar:

    Los auxiliares de Enfermería cambian de nombre: TCAE

    Sin nosotros no late

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!