• A vueltas con el deterioro de la Atención Primaria

    El Autor

     Lorenzo Sentenac Merchán

    Médico de Atención Primaria

    La Atención Primaria de nuestros servicios de salud es noticia desde hace tiempo por su deterioro. Lo es también por su importancia. Si la atención primaria se deteriora o falla, se deteriora y falla todo el sistema sanitario. La naturaleza o las claves de ese deterioro es la cuestión.

    Sentenac Atención Primaria

    Al respecto abundan las opiniones dispares, y en consecuencia son también distintas o varias (no siempre en el mismo sentido) las soluciones que se proponen.

    Hay quien pone el foco en la financiación, y opina que con más dinero se soluciona el problema. Hay quien pone el foco en el modelo, y opina que es incongruente pedir más dinero (que sin embargo es necesario tras los recortes) al tiempo que se retribuye una jornada de consulta que no se trabaja, como luego explicaremos.

    Por lo pronto, los foros que dicen representar y defender la atención primaria tienen una constitución sesgada, y por tanto lo que defienden no es la atención primaria en abstracto, sino un modelo concreto de atención primaria y unos intereses determinados.

    PEAC

    Que sepamos, el personal de atención continuada (PEAC), con presencia en todo el ámbito nacional con esta u otra denominación, es fundamental en la atención primaria de nuestros  servicios de salud desde hace décadas, y sin embargo no ha sido invitado a participar en estos foros de atención primaria, ni se le tiene en cuenta en los análisis. Esa ceguera selectiva ante los problemas planteados y los profesionales afectados, solo puede obedecer a intereses que pecan de estrechos.

    Y es importante hacer referencia a este personal de atención continuada y a los servicios de urgencias de atención primaria (SUAP, PAC …), porque entendemos que la relación entre la jornada ordinaria (de consulta) y la jornada complementaria (guardias o atención continuada), tiene mucho que ver con la buena salud o deterioro de la atención primaria.

    Hay distintas formas de abordar esta relación:

    Hay servicios de salud en que los profesionales del equipo de atención primaria (EAP) son liberados del deber de hacer guardias para que puedan cumplir con su deber “prioritario” y “previo” de completar su jornada ordinaria de consulta.

    Es decir, estos profesionales de consulta completan su jornada ordinaria (lo cual es un imperativo legal) asistiendo su cupo de pacientes en consulta ordinaria todos los días laborables, de lunes a viernes. Este planteamiento, desde luego, da menos opciones al crecimiento de las listas de espera para el médico de cabecera, que a veces son de hasta dos semanas y que proliferan al socaire de la “falsa libranza” posguardia.

    Esa “falsa libranza” posguardia es en realidad un “descanso entre jornadas” que no exime de la obligación de completar la jornada ordinaria de consulta.

    Soluciones

    En el modelo de atención primaria que evita esa irregularidad liberando al personal del EAP de hacer guardias, otro personal, médicos y enfermeros de atención primaria (PEAC, SUAP…), se hace cargo de los tramos horarios de atención continuada.

    La inclinación de algunos servicios de salud hacia este modelo de atención primaria, proviene no solo de la mayor eficacia asistencial (la consulta se pasa todos los días laborales de lunes a viernes, no se cierran consultas, las listas de espera tienen menos posibilidades de crecer), sino también porque es un imperativo legal cumplir y completar la jornada ordinaria (de consulta) antes de acometer la jornada complementaria (de guardias). Imperativo legal que –digámoslo ya- se incumple en los servicios de salud que adoptan el modelo alternativo.

    Modelo Sescam

    El modelo alternativo de atención primaria, que es el que adopta por ejemplo el Sescam, consiste en poner el carro delante de los bueyes, y así el vehículo asistencial es lógico que se trabe y paralice, llegando las consecuencias de su parálisis, en forma de riada de pacientes desatendidos, a los servicios de urgencias, tanto de atención primaria (PAC) como hospitalarios. Este modelo es totalmente absurdo, y ese absurdo se basa en intereses estrictamente pecuniarios. ¿En qué consiste?

    Pues consiste en permitir y promocionar que el EAP acumule guardias (jornada “complementaria”), con sus retribuciones correspondientes, para en la misma medida y proporción incumplir (a través de la falsa libranza posguardia) la jornada ordinaria de consulta, núcleo y motor de la eficacia asistencial en atención primaria y cuyo incumplimiento es el principal estímulo para el crecimiento de las listas de espera. Ni que decir tiene que ese incumplimiento de jornada se retribuye como tiempo trabajado. Kafkiano.

    Para disponer de más minutos de consulta hay que tener unos cupos proporcionados de pacientes

    Kafkiano e ilegal, pues se incumple el Estatuto Marco (Ley 55/2003) en sus definiciones de tiempo de “trabajo” y tiempo de “descanso”, y también se incumple la jurisprudencia firme del Tribunal Supremo (recurso 4848/2000), que establece que el “descanso” posguardia (que no libranza) no exime de cumplir y completar la jornada ordinaria legal.

    Para disponer de más minutos de consulta hay que tener unos cupos proporcionados de pacientes, hay que cubrir todas las ausencias y bajas a través de la bolsa de empleo, pero también (y esto es fundamental) hay que cumplir y completar la jornada legal de consulta.

    Con este modelo, a todas luces fraudulento e ineficaz, la continuidad y la longitudinalidad asistencial, la acción comunitaria, la educación sanitaria, la acción preventiva, es decir, todo lo que da color y dota de importancia y trascendencia a la atención primaria, salta por los aires.

    Este es el modelo adoptado por el Sescam desde el 2008

    ¿Justificaciones? Las desconocemos o solo cabe sospecharlas fundadas en cuestiones retributivas e intereses estrechos, más cuando el propio Sescam permite que el EAP escoja y seleccione las guardias de lunes a jueves, siempre con su correspondiente “libranza” (falsa libranza) posguardia. Que no falte.

    A esto cabe argumentar que así como el descanso entre jornadas se debe respetar, la “falsa libranza” no, porque es ilegal.

    También cabe argumentar que la atención continuada no es un “derecho” del EAP (una idea errónea muy extendida), sino que se trata de un “deber” administrable que se puede reducir o suprimir (ejemplo Madrid). Así se constata no solo en el artículo 19 del Estatuto Marco (Ley 55/2003), que establece las jornadas complementarias como deber administrable, y no como derecho exigible, sino también en varias sentencias.

    El modelo equivocado

    Siendo estas las consecuencias de un modelo equivocado (un modelo básicamente extractivo de retribuciones), sorprende y debe escandalizarnos que los foros que dicen defender la atención primaria, y que incluso se reúnen con el Ministerio en representación de “todos”, aboguen por incrementar la retribución de las horas de guardia del EAP, en vez de abogar por la retribución digna y suficiente (en comparativa europea) de la jornada ordinaria de “todos” los profesionales de atención primaria, incluidos los profesionales de atención continuada (SUAP, PEAC, etc.)

    Y es que la atención continuada es parte importante y fundamental de la atención primaria. Estamos hablando de una asistencia que se presta en 17 horas de cada día laborable y en 24 horas de cada día festivo, y que realiza cientos de asistencias diarias, millones a lo largo de un año, descargando de esa presión al Hospital, aunque al mismo tiempo son servicios que soportan la presión derivada de las listas de espera para el médico de cabecera.

    Responsabilidad

    El Sescam está asumiendo una enorme responsabilidad de todo orden por no proteger convenientemente a sus profesionales. El Estatuto Marco en su artículo 17 establece el derecho del personal estatutario “A recibir protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo, así como sobre riesgos generales en el centro sanitario…”

    En resumen y en nuestra opinión, una de las soluciones más efectivas para los problemas que tiene planteados la atención primaria, vendrá de reconsiderar los modelos de atención continuada, liberando a los EAP de la servidumbre de hacer guardias, sin merma retributiva, para que puedan acometer su función natural, completando su jornada legal de consulta.

    También le puede interesar:

    Menús de 4 euros para el personal de guardia

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!