• Confusión entre los diabéticos por el sistema «flash»

    En septiembre, Castilla-La Mancha anunciaba que el control de la glucosa sin pinchazos, con el sistema flash, llegaría a todos los diabéticos a partir del 1 de diciembre. Con el paso de las semanas, el mensaje se transformó, cambiando ese «todos» por diabéticos tipo 1 con hipoglucemias de repetición y discapacitados, retrasando la fecha al 1 de enero. Sin embargo, en la actualidad, ni los pacientes ni sus médicos de Atención Primaria saben cómo pedir el nuevo sistema de monitorización de glucosa.

    sistema flash diabéticos

    Al presidente de la Asociación de Diabéticos de Toledo, José Ramón García, que es tipo 1 y sufre hipoglucemias de repetición, le ha dicho su médico que regrese al centro de salud después del 1 de enero porque, ahora mismo, no sabe ni cómo ni cuándo podrá pedir el anunciado sistema flash. García considera que hay una descoordinación entre los anuncios políticos y el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), lo que deja a los pacientes en el limbo.

    Así, mientras las asociaciones de pacientes piden reuniones e información a unos representantes políticos sin huecos en sus agendas, médicos como el doctor Juan Solera se afanan sin respuesta a enviar correos para saber qué decir a sus pacientes diabéticos.

    Enero

    El sentido común lleva a Solera a pensar que el anuncio de «todos» los diabéticos al que se lanzó el presidente Emiliano García-Page en septiembre es inviable, ya que se trata del 10% de la población. Pero si se ampliara el 1 de enero a los diabéticos tipo 1, a los que tienen que pincharse insulina, tampoco hay información al respecto.

    De momento, el dispositivo, que cuesta en la farmacia unos 200 euros y más 120 euros mensuales en parches, ya está al alcance de los diabéticos tipo 1 de entre cuatro y diecisiete años, invidentes y mujeres embarazadas.

    Para José Ramón García, si llegara a «todos», el sistema flash no es el mejor de monitorización, pero sí un gran paso, ya que ahorraría pinchazos.

    ¿Qué es el sistema flash?

    El sistema de monitorización, que se adhiere a la piel, permite la medición de la glucosa intersticial y, entre sus múltiples ventajas, destaca también la facilidad a la hora de poner el sensor y cambiarlo. Con este análisis, el paciente puede conocer en su dispositivo si tiene los niveles correctos o, si por el contrario, necesita una inyección de insulina.

    La Fundación para la Diabetes explica en su página web que estos medidores son herramientas que permiten medir la glucosa de forma continua, dando lecturas cada 5 minutos. Se componen de un sensor con un filamento flexible que se inserta debajo de la piel y y un transmisor que envía la señal a un monitor para informar de la lectura.

    Hemeroteca:

    Diabetes en primera persona

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!