• promoción nuevo mini
  • Hacia una UCI sin paredes y con ‘zero’ infecciones

    Aunque el COVID disparó en las peores olas las tasas de infección en las UCI, antes de la pandemia servicios como el de Albacete trabajaban para un triple objetivo, que hoy se mantiene: Proyecto Bacteriemia Zero (BZ), Proyecto Neumonía Zero (NZ) y Proyecto Resistencia Zero (RZ). Además, los intensivistas van más allá de sus paredes, detectando a los pacientes críticos ingresados en planta que, debido a su deterioro, los necesitan.

    Dentro de la UCI, el control de los errores de medicación y la infección nosocomial son de máxima prioridad

    Cada 17 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Seguridad del Paciente, una fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud y que, en esta ocasión, está dedicada a la seguridad de los tratamientos bajo el lema ‘Medicación sin daño’.

    Como cada año, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) se suma a la concienciación necesaria en torno a este tema, recordando la importancia de que las UCI trabajen proporcionando al paciente crítico el ambiente más seguro posible.

    Dentro de la UCI, el control de los errores de medicación y la infección nosocomial son de máxima prioridad, como lo demuestra la aplicación rigurosa, con publicación de resultados, de los Programas Zero de prevención de infección nosocomial, y, más recientemente, mediante la incorporación paulatina de sistemas de trazabilidad electrónica para reducir los errores de medicación”, explica el Dr Álvaro Castellanos, presidente de la SEMICYUC.

    «Vocación hospitalista«

    “Además, me gustaría destacar nuestra vocación hospitalista, promoviendo la implantación de sistemas de respuesta rápida para la detección precoz de pacientes ingresados en planta y que se están deteriorando clínicamente, con objeto de aplicar de forma inmediata la intervención más apropiada en cada caso. Estos son los dispositivos de seguridad hospitalaria que algunos denominan UCI sin paredes”.

    Prevemed

    Respecto a los errores de medicación, la SEMICYUC trabaja junto a otras Sociedades Científicas dentro del Proyecto Prevemed. El objetivo es establecer estrategias que mejoren la comunicación entre los profesionales implicados en el uso de los medicamentos en las UCI.

    El fomento de las prácticas de humanización en las UCI también ayuda a consolidar la seguridad del paciente, especialmente de cara a la rehabilitación y tratando de evitar los síntomas del Síndrome Post-UCI.

    Así, se mejora la seguridad del paciente con la inclusión de protocolos como los desarrollados por los Grupos de Trabajo de la SEMICYUC de cara a modificar pautas de sedación que eviten el delirium, el abordaje del transporte del paciente crítico con protocolos consensuados que permitan lograr un marco homogéneo en todo el país, la coordinación de los trasplantes de órganos o implantar equipos multidisciplinares para la rehabilitación motriz, entre otros.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *