• Las urgencias pediátricas recuperan su espacio

    Las urgencias pediátricas hospitalarias de Albacete recuperan su espacio habitual en el Área de Urgencias del Hospital General Universitario. No obstante, se busca una nueva ubicación al tiempo que se mantienen las medidas para separar a los pacientes con patología respiratoria.

    urgencias pediátricas hospitatalarias Albacete

    Habrá dos circuitos para separar a los pacientes con síntomas respiratorios

    Desde las 15 horas de hoy, el acceso a Urgencias Pediátricas se realizará por la puerta de Urgencias tradicional (calle Laurel) y la recogida de datos se llevará a cabo en Admisión de Urgencias.

    Tras dar los datos, un celador acompañará al paciente pediátrico, que podrá ir acompañado por un solo adulto, a fin de reducir la circulación de personas dentro del edificio. Dentro de la zona de Urgencias pediátricas se han delimitado dos circuitos diferenciados según el paciente presente o no síntomas respiratorios.

    Las urgencias pediátricas se trasladaron el pasado 20 de marzo al Área de Consultas Externas de Pediatría, una medida recogida en el Plan de Contingencia para hacer frente a la pandemia.

    3.346 urgencias desde el 20 de marzo

    Desde el 20 de marzo, hasta ayer, se han atendido 3.346 urgencias de pacientes de edades comprendidas entre 0 y 14 años, en esa zona, gracias al buen hacer de profesionales y a la comprensión de pacientes y familiares, que se han adaptado a los distintos cambios que se han tenido que realizar con motivo de la pandemia.

    Nueva zona para Urgencias Pediátricas

    A fin de garantizar la mejor atención en el Área de Pediatría, la Gerencia de Atención Integrada de Albacete explica en un comunicado que, junto con los Servicios de Pediatría y Urgencias, están trabajando en un proyecto para dotar al Hospital General Universitario de Albacete de una nueva zona para Urgencias Pediátricas.

    También le puede interesar:

    La sala de Urgencias donde nadie quiere acabar

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *