• Una albaceteña lleva las riendas para vencer al SIDA

    «El enfoque del sistema sanitario español es erróneo»

    La farmacéutica española Ana Céspedes ha alcanzado esa cumbre internacional que otorga a sus decisiones la posibilidad de salvar millones de vidas. Hija de maestros, nacida en el pueblo albaceteño de Barrax y formada en la educación pública, hoy es, desde Nueva York, la directora mundial de Operaciones de IAVI, una organización global dedicada al desarrollo de vacunas. Su objetivo es que éstas sean asequibles y accesibles. Ahora, IAVI está centrada en SIDA, tuberculosis y COVID-19.

    Ana Céspedes SIDA
    Esta sábado, 30 de abril, Ana Céspedes recibe el reconocimiento ‘Albacetenses distinguidos‘.

    «En la vida nada sale gratis, te lo tienes que trabajar»

    Ana Céspedes lleva las riendas para acabar con tres pandemias. Especialmente esperanzadores son los avances de IAVI, en colaboración con Moderna, para avanzar en una vacuna frente al SIDA. De hecho, esta farmacéutica calcula una década para lo que tradicionalmente se ha considerado una quimera. Y es que si hoy preocupan las mutaciones del COVID, éstas no son nada para las que genera el SIDA. El caballo de batalla está en luchar contra millones de VIH diferentes. Así, detrás de este logro, anunciado al mundo en enero de 2022, hay un gran equipo, el de IAVI, y una mujer que lo lidera, Ana Céspedes. ¿Cuál es el secreto?

    «En mi casa, nos han educado en unos valores muy importantes. La cultura del esfuerzo. En la vida nada sale gratis, te lo tienes que trabajar. Pero también hay que ser buena persona. El éxito machacando a otros no es éxito. En la vida, debemos ser honestos y transparentes, cuidando de quienes tenemos alrededor». Este párrafo resume el secreto del éxito de una chica de Barrax, nacida en 1973, en los tiempos de la EGB, que cuando acabó COU en el Instituto Tomás Navarro Tomás de Albacete se tuvo que ir a la librería Herso porque no sabía qué estudiar. Allí compró un libro sobre la oferta de carreras universitarias en España.

    A Ana Céspedes le apasionaban la Química, la Física, las Matemáticas o la Biología, pero también solucionar los problemas del mundo. Y todo ello lo encontró en la que considera la Bellas Artes de las Ciencias, Farmacia, que empezó en Valencia y terminó en Madrid porque muy pronto se vio atraída por la rama industrial.

    Ana Céspedes, en su etapa de estudiante.

    Clave en la guerra del fletán

    Acabó el doctorado con la máxima calificación. Y es que Ana Céspedes formó parte del equipo que resolvió la guerra del fletán. La clave estuvo en el desarrollo de una PCR que distinguía el lenguado de su competidor canadiense.

    Pero en su afán por resolver, al acabar el doctorado, aquella joven brillante decidió que quería dar el salto del laboratorio. Su sueño era aplicar sus conocimientos para mejorar la salud. Así fue cómo pasó a Arthur Andersen, donde su carrera aceleró pasando a Serono Iberia, Merck S.L e IAVI.

    Prevenir antes que curar

    En España, trabajó con ministros, como Ana Pastor, y consejeros, en el punto de inflexión que supusieron las transferencias sanitarias. En aquella época, recién entrado el siglo XXI, se dio cuenta de que «el sistema sanitario español no es el mejor del mundo». Si bien tiene profesionales «muy bien cualificados y mal pagados», ella ve un error clave. «El enfoque del sistema sanitario español es erróneo». De cada 100 euros, España dedica 2,3 a prevenir, el resto va directamente a tratar la enfermedad. En su opinión, el Sistema Nacional de Salud necesita una reforma que aborde problemas como el tabaquismo o la obesidad antes de que pasen factura.

    Finalmente, hace una década, con la ayuda de la almanseña Belén Garijo, ‘voló’ a Estados Unidos. Aquí ha alcanzado el sueño de hacer accesible la innovación sanitaria, de llegar a los países sin recursos. Lo ha conseguido cogiendo las riendas de IAVI, una ONG mundial, con el apoyo de gobiernos de todo el mundo, basada en la colaboración público-privada, que acaba de dar el primer paso en firme, en más de 40 años, para una futura vacuna frente al sida.

    Alianza entre IAVI y Moderna contra el SIDA

    Céspedes le da una década a una vacuna que llegó a considerarse utópica. De hecho, el coronavirus y el impulso a las vacunas de ARN mensajero han abierto el camino en una prometedora alianza entre IAVI y Moderna.

    La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), responsable del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), condena cada año a 1,5 millones de personas a un tratamiento de por vida, sin olvidar el estigma que lo acompaña.

    IAVI nació hace 25 años bajo las siglas: Iniciativa Internacional para la Vacuna contra el Sida. Un cuarto de siglo después, ha dado un paso de gigante con una albaceteña a la cabeza. Su pasión por resolver problemas y la cultura del esfuerzo inculcada en su casa, han encaminado a Ana Céspedes hacia el camino para resolver uno de dimensión mundial.


    Fundadora de la iniciativa Spanish Women Leaders in Life Sciences

    • Ana Céspedes (Barrax, Albacete, 1973) trabaja actualmente como Directora General Mundial de Operaciones de IAVI, una organización global con sede en Nueva York y dedicada al desarrollo de vacunas y anticuerpos para enfermedades infecciosas, con el objetivo de que sean asequibles y accesibles. Entre otras áreas, IAVI está centrada en SIDA, Tuberculosis y COVID-19.
    • Tiene más de dos décadas de experiencia en sector salud, donde ha trabajado en diversas compañías farmacéuticas, de biotecnología y de consultoría estratégica en España, Europa y a nivel mundial. Ha liderado las áreas de Dirección General, Marketing y Estrategia, Precios y Acceso a Mercado, Comunicación y Corporate Affairs. Su experiencia incluye empresas como Arthur Andersen, Serono Iberia, Merck S.L y IAVI.
    • Doctora en Farmacia Magna Cum Laude y Premio Extraordinario; Máster en Gestión de Instituciones Sanitarias; Formada en estrategia en el área biomédica por London School of Economics; Licenciada Ejecutiva en Dirección General por IESE; formada en Breakthrough Leadership por GAP International y Certificada en Innovación Empresarial por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).
    Céspedes también cuenta con el reconocimiento de su pueblo, Barrax,

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *