• Ni los pacientes ni yo lo entendemos

    El Autor

    Vicente Calatayud

    Neurocirujano

    El Ayuntamiento de Albacete, como institución, no se sumará a la Plataforma por un Hospital Público Digno. Sí lo hará el alcalde de Albacete, Vicente Casañ, pero como un vecino más, ya que su partido, Ciudadanos, y su socio, el PSOE, han votado en contra de la moción del PP que proponía la adhesión. Han votado a favor Unidas Podemos y Vox y, en un órdago político, sí se ha dado luz verde a una moción urgente de PSOE y Ciudadanos para garantizar que las obras se reinicien sin interrupciones.

    Calatayud Ayuntamiento Plataforma

    Cuando leí esta noticia hace unos días en Diario Sanitario no alcanzaba a entenderla, por un lado, los dos partidos, los que actualmente gobiernan y están al frente del Ayuntamiento por un periodo de cuatro años, no quieren sumarse como institución a la Plataforma por un Hospital Digno, pero al mismo tiempo dan luz verde a una moción urgente para garantizar que las obras se reinicien sin interrupciones. Entiendo que para poder comprender este tipo de cuestiones hay que ser político, para un simple neurocirujano es difícil, y entiendo que como paciente debe ser todavía más difícil de entender, pero es lo que hay.

    No hay voluntad política para que nuestro hospital cambie

    Cuando uno revisa lo que se ha dicho en los últimos meses, dejando de lado lo que dice el presidente García Page, que como ha quedado demostrado no es nada cierto, solo tenemos que remontarnos al 5 de mayo de 2015. Nos damos cuenta que realmente no hay voluntad política para que nuestro hospital cambie, para que se lleven a efecto todos esos cambios que una y otra vez que estamos en periodo electoral se nos anuncian, pero una vez damos nuestro voto a los distintos partidos se olvidan de sus promesas.

    ¿Estará terminado en mayo de 2023?

    En aquel desayuno que celebró la Plataforma por un Hospital Digno el entonces candidato por el PSOE a la alcaldía y actual vicealcalde ya nos anunciaba algo que no hemos querido ver “Emilio Sáez, candidato del PSOE a la Alcaldía de Albacete, ha explicado que tuvieron que pagar muchas indemnizaciones al llegar al gobierno regional y que los compromisos están. De hecho, ha asegurado que el hospital estará terminado en mayo de 2023″.

    Nuestro actual alcalde recientemente ha afirmado “en noviembre, se licitarán las obras y el resultado será un hospital con más quirófanos, con más puestos para críticos y con más atención que será realidad en estos cuatro años». “Estamos satisfechos con el Plan Funcional que nos plantean, que es el proyecto definitivo, es una buena noticia después de tantos retrasos”. «Desde el Equipo de Gobierno municipal se mantendrán vigilantes y para ello se creará una Comisión de Coordinación».

    ¿Convicción?

    Es difícil que los proyectos salgan adelante cuando hay tan poca convicción por quienes pueden hacerlos fáciles, los que deberían preocuparse por la ciudadanía en su conjunto están más interesados en los intereses de partidos que en facilitarnos la vida, en encontrar solución a problemas que solo ellos pueden alcanzar.

    Historia interminable

    Hemos pasado de un presupuesto para nuestro hospital de más de 100 millones de euros, a que se adjudiquen tan solo 4,5. Hemos perdido la cuenta de las múltiples promesas que se nos han hecho. El anterior ejecutivo y el actual hicieron y hacen realmente poco para solventar la problemática que existe, excepto promesas y promesas que ya empiezan a parecerse a la historia interminable.

    No tendremos un hospital nuevo, no tendremos un hospital reformado, nuestros profesionales tendrán que conformarse con lo que tienen, con las limitaciones, deficiencias técnicas, con las limitaciones de espacio, con la falta de quirófanos, consultas… todas esas cuestiones que tantas y tantas veces hemos denunciado.

    Propaganda

    Recordemos el panfleto de propaganda para las elecciones autonómicas. “Se reanudan las obras para un nuevo hospital en el mismo sitio. Pero duplicando la superficie, incrementando el número de profesionales, equipado con lo último en tecnología y ampliando las especialidades y servicios con mas de 100 millones de presupuesto”. Esto es lo que aparecía en el programa. ¿Hemos visto algo de lo prometido? ¿de lo prometido el 05 de mayo de 2015 delante del actual presidente de gobierno en funciones?

    Se inició el derribo del CAS, se inició, pero no sabemos cuándo se derribará definitivamente, fue en los inicios de las elecciones autonómicas, como siempre, quizás ahora de cara a las nuevas elecciones veamos de nuevo máquinas.

    Así seguiremos, promesas que no se cumplen, hay quien las llamaría mentiras y quien consideraría que más de uno es un «pinocho».

    Nuevas promesas, viejas mentiras

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!