• Hay discriminación en “maternidad”

    El Autor

    Isabel Gómez Moreno

    Neuróloga y Tesorera de SIMAP-CLM

    Lejos de aquel día 8 de marzo del año 1857 cuando un grupo de trabajadoras textiles decidió salir a las calles de Nueva York para protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban, aún siguen vigentes múltiples discriminaciones por el hecho de ser mujer y trabajadora.

    Día de la Mujer SIMAP-CLM
    Imagen de archivo

    Hacemos un llamamiento a todas las mujeres para que denuncien

    Pero centrándonos en lo que respecta a la mujer trabajadora, en la sanidad castellano-manchega –Sescam–, existe una discriminación intolerable en lo concerniente a la “maternidad” y esta no es otra que cuando una facultativa médica, o de otra categoría profesional, o una residente se encuentran en la situación de “baja por riesgo durante el embarazo” se les deja de abonar en la nómina las retribuciones por guardias en contra de lo preceptuado en el art. 14, punto 5, de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales que dice que: “El coste de las medidas relativas a la seguridad y la salud en el trabajo no deberá recaer en modo alguno sobre los trabajadores”, por lo que hay que acudir al criterio general que emana de la propia Ley, conservar el conjunto de retribuciones del puesto de origen, incluidas las retribuciones por guardias.

    Esto que ya está reconocido en otras comunidades autónomas como Madrid fue denunciado por nuestro sindicato mediante escrito dirigido a la actual Directora Gerente del Sescam el día 19 de abril del año 2017 y aún estamos esperando respuesta.

    El asunto no es baladí pues en el caso de las facultativas las retribuciones por guardias pueden suponer hasta el 30% del sueldo y en el caso de las residentes hasta el 50%.

    Negar un derecho

    El Sescam y el Gobierno de la JCCM, además de estar negando un derecho a las mujeres en situación de riesgo por el embarazo demuestran una escasa sensibilidad en la protección de la seguridad y salud de la mujer embarazada y una miope visión en la mejora de la baja tasa de natalidad que tenemos en España.

    Además, cuando una mujer trabajadora del Sescam está en una situación de baja por maternidad, parto o lactancia sus compañeros de trabajo tienen que asumir todas las cargas de trabajo dado que prácticamente no se sustituyen, al menos en lo concerniente a las facultativas médicas.

    Discriminación en las retribuciones

    En nuestro sindicato –SIMAP-CLM–, nos preocupan muchas cuestiones relacionadas con la seguridad y salud en el trabajo pero esta discriminación en las retribuciones de la mujer trabajadora en situación de riesgo durante el embarazo nos parece intolerable y no vamos a parar hasta que el Sescam reconozca el derecho a la percepción de un prorrateo de las guardias para todas aquellas facultativas y residentes que se encuentren en dicha situación como así lo reconocen otras comunidades autónomas y la propia Ley de Prevención de Riesgos laborales.

    Por último, hacemos un llamamiento a todas las mujeres que se encuentren en esta situación para que lo denuncien pues parece ser la única forma de que se nos reconozcan nuestros derechos por parte de los responsables del Sescam.

    También le puede interesar:

    La mitad de los médicos del Sescam es personal temporal

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *