• Eterno, el anciano que perdió todo lo que amaba

    ¿Qué pasaría si el mundo rural llegase a su fin? La gran crisis del Covid-19 ha puesto de manifiesto la importancia del mundo rural en nuestra sociedad. También ha acabado con la vida de miles de ancianos, convirtiéndose este en el colectivo más afectado por la pandemia. 

    Eterno
    Un fotograma de Eterno, el anciano que perdió todo lo que amaba.

    Tributo al colectivo más castigado por la pandemia

    Más de 1.300 ancianos han fallecido en las residencias de Castilla-La Mancha por coronavirus

    En este contexto surge un cortometraje inédito hasta la fecha a modo de homenaje para todas estas personas mayores. Pretende ser además un claro defensor de la vida en el pueblo, de la importancia de las pequeñas cosas, del cuidado del medio ambiente y la naturaleza.

    «Eterno» es un cortometraje de ficción que trata sobre la vejez en un mundo rural a punto de desaparecer. Fue el corto que Carlos Valle, director del aclamado documental «La silla de la vida», realizó como proyecto de fin de carrera mientras cursaba la Licenciatura de Bellas Artes en la Facultad de Cuenca.

    «Eterno es un homenaje a todas aquellas personas mayores que, como mis abuelos, han dado todo por conseguir que el mundo sea un lugar mejor. Ahora ese mundo no ha podido devolverles ese sacrificio vital, y me duele que sean ellos, los ancianos, los más perjudicados por esta terrible pandemia», comenta Carlos Valle.

    El propósito de este cortometraje es hacer reflexionar al espectador sobre lo más importante que tenemos en la vida: nuestra propia identidad. No debemos olvidar nunca que nuestros ancianos forman parte de nuestra identidad, nuestro origen, nuestras raíces. El hoy es un recuerdo para alguien que va a vivir mañana. Debemos luchar por preservarlo.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *